La Fiscalía vuelve a rechazar la investigación a Iglesias por el caso Dina

Anticorrupción mantiene que su exasesora no se siente perjudicada y que la Policía ya determinó que el exlíder de Podemos no destruyó la tarjeta de su móvil

La exasesora de Podemos Dina Bousselham (izquierda) a su llegada a la Audiencia Nacional en Madrid, el pasado 18 de mayo
La exasesora de Podemos Dina Bousselham (izquierda) a su llegada a la Audiencia Nacional en Madrid, el pasado 18 de mayo

Madrid / Colpisa

La Fiscalía Anticorrupción ha vuelto a oponerse a la citación en calidad de investigado del exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias en el denominado caso Dina, pieza separada del caso Villarejo que se instruye en la Audiencia Nacional. El Ministerio Público se ha pronunciado en respuesta a la petición de una de las acusaciones populares personadas, según fuentes jurídicas. El juez instructor, Manuel García Castellón, dio traslado a los fiscales de esta solicitud antes de que comenzara la campaña de las elecciones a la Comunidad de Madrid, en las que Iglesias concurrió como cabeza de lista de Podemos.

La Fiscalía siempre se ha pronunciado en contra de su investigación. Ya lo hizo cuando el magistrado remitió una exposición razonada al Tribunal Supremo contra Iglesias, dada su condición de aforado ante este órgano como miembro entonces del Gobierno. La Sala Segunda (de lo Penal), con el criterio favorable del Ministerio Público, decretó el archivo y devolvió el procedimiento a la Audiencia Nacional para que el juez agotara todas las diligencias de investigación. Y en ese trámite está ahora. En esta pieza del caso Villarejo, la número diez, se investiga el robo del teléfono móvil de la exasesora de Iglesias, Dina Bousselham, a finales del 2015 y el posterior uso de los archivos que contenía el dispositivo. Un material que fue publicado por medios como El Mundo, OK Diario o El Confidencial.

En el caso del exlíder de Podemos, el juez ha puesto el foco en el delito de daños informáticos, ya que este mantuvo el dispositivo en su poder varios meses después de que se lo entregara el presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, en enero del 2016. La tarjeta del móvil, ya dañada, fue devuelta a Bousselham en el verano siguiente.

Informe policial

El juez García Castellón está ahora a la espera de un nuevo informe de la Policía Científica para determinar cuándo se destruyó el dispositivo.

No obstante, esta unidad ya concluyó en otoño pasado que no se puede acreditar que la tarjeta de sufriera daños durante el tiempo que estuvo en manos de Iglesias. De hecho, los investigadores apuntaban que su destrucción se produjo cuando llegó a la empresa británica de recuperación de datos tras ser enviada por la afectada.

Asimismo, en relación con el delito de descubrimiento y revelación de secretos que el juez atribuyó a Iglesias en su exposición razonada al Supremo por retener la tarjeta de la exasesora, los fiscales ya sostuvieron que no puede investigarse, dado que Bousselham no se siente perjudicada y no ha iniciado ninguna acción contra Iglesias. Por lo tanto, todo se centra ahora en la posible comisión de un delito de daños informáticos.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La Fiscalía vuelve a rechazar la investigación a Iglesias por el caso Dina