Nadal engulle a Popyrin y avanza sin concesiones hacia cuartos de final

«Estoy en Madrid, no pienso en Roland Garros, cada día intento ser mejor», señaló el tenista español tras clasificarse


Agencias

Rafael Nadal aceleró hacia los cuartos de final del torneo de Madrid con una victoria convincente ante el prometedor australiano Alexei Popyrin, procedente de la fase previa, al que se impuso por 6-3 y 6-3 sin excesivos contratiempos. Sumó el español su séptima victoria seguida. A las cinco del Conde de Godó añadió las dos recientes de la Caja Mágica. Frente a Carlos Alcaraz y esta contra Popyrin.

El tenista de Sydney, de 21 años y 196 centímetros, se estancó en los octavos en su debut en el torneo madrileño. Atravesó la ronda de clasificación y después ganó al alemán Jan Lennard Struff. Más meritorio fue su triunfo en el segundo tramo ante el italiano Jannik Sinner, uno de los jugadores del momento en el circuito y decimocuarto favorito en Madrid.

Progresó el australiano hasta que se topó con Nadal. El español está a un gran nivel en la Caja Mágica y no dio opción a un rival que ha estrenado este año su palmarés con la conquista del torneo de Singapur. No le dio a Popyrin con su discontinuo acierto con el saque ni con la fortaleza de su derecha, virtudes neutralizadas casi siempre por Nadal, que encarriló pronto cada uno de los sets con la misma solidez que ya mostró frente a Carlos Alcaraz en su estreno.

El español se situó con 4-1 en el primer parcial. Tuvo el australiano un atisbo de reacción cuando rompió el saque de Nadal y acortó hasta 4-3, pero el quíntuple ganador en Madrid apretó y ganó la manga por 6-3 en 43 minutos.

El número dos del mundo elevó a cinco los juegos seguidos anotados que le llevaron a una significativa renta ya también en el segundo set. Un 3-0 que resultó determinante y que llevó a Popyrin, resignado, a asumir la situación en su estreno en la pista central de la Caja Mágica.

Rafael Nadal cerró el triunfo por un doble 6-3 en ochenta minutos para situarse entre los ocho mejores de la competición. El español se enfrentará en cuartos al ganador del duelo entre el británico Daniel Evans y el alemán Alexander Zverev, quinto favorito.

Rafael Nadal, que alcanzó los cuartos de final en el Masters 1.000 de Madrid al ganar al australiano Alexei Popyrin, se mostró satisfecho por su evolución en el torneo y dejó de lado sus expectativas para Roland Garros porque solo piensa a corto plazo.

Nadal: «Hemos pasado un año difícil y es normal que haya gente que pierda motivación y que esté cansada»

«Estoy en Madrid. No pienso en Roland Garros cuando estoy en Madrid ni en lo que falta ni en lo que tengo. Cada día intento ser mejor. No creo en procesos de preparación específica para algo especial, sino en el trabajo a corto plazo y eso es Madrid, a medio plazo Roland Garros y a largo plazo la temporada entera», destacó Nadal.

«Estoy contento porque he competido poco y estoy bien. Llegué a cuartos en Montecarlo, gané Barcelona y aquí ya estoy en cuartos. Jugar y ganar partidos te da confianza y sabes que ese mínimo lo vas a dar. Puedo hacerlo mejor pero a día de hoy no tengo quejas de mi juego y puedo dar pasos adelante», explicó el tenista español.

Nadal, primer favorito, dijo que este jueves hizo «un buen partido». «El rival era muy difícil porque golpeaba todas las bolas. La pista estaba muy rápida, seca y era difícil tener agarre. Tiene un saque que es un cañón. Fallaba pero acertaba muchas. Dentro de lo que podía hacer he hecho un partido más que correcto y estoy contento», destacó.

El número dos del mundo, cinco veces campeón en Madrid, insistió en que echa de menos el contacto con la gente en esta situación de pandemia, pero subrayó una vez más que los jugadores son unos privilegiados en relación al resto de la sociedad.

«Es el contacto con las personas lo que echas de menos. Tengo parte de la familia cerca que me ven los partidos y no puedo verlos. Salir de la rutina y para los tenistas teniendo nuestros días y que sales y desconectas en este caso te tienes que quedar en el hotel. Tenemos la suerte de estar en buenos hoteles, somos afortunados y tenemos a nuestro alcance lo que necesitamos. Cero quejas y espero que pronto volvamos a la normalidad», manifestó.

Rafael Nadal no cree que los jóvenes jugadores se quejen de la situación actual por la pandemia y el hecho de tener que estar sometidos a unos requisitos en cada torneo.

«Cada uno tiene derecho a tener su opinión y no creo que hayamos tenido más éxito en nuestro deporte por la capacidad de sacrificio. Todos en algún momento nos hemos quejado y si somos mejores es porque tenemos el talento que nos ha dado la madre naturaleza y el trabajo para desarrollarla», apuntó Nadal.

«Hemos pasado un año difícil y es normal que haya gente que pierda motivación y que esté cansada. Tengo casi 35 años en otra época de mi vida y he podido decidir jugar más o menos y otros no pueden hacerlo y tienen la necesidad de jugar cada semana e ir de club a hotel y de hotel a club pues cansa. Pero esa dureza no tiene nada que ver con la realidad que han sufrido otras familias del mundo, a nivel de salud, trabajo o empresas», insistió el tenista español.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Nadal engulle a Popyrin y avanza sin concesiones hacia cuartos de final