La esposa de Bárcenas reconoce que sintió miedo por su vida y la de su familia

«Hemos vivido una situación muy dura», afirma Rosalía Iglesias, que rechazó ante la comisión Kitchen aportar datos sobre el caso para evitar «perjudicar el procedimiento judicial»

Rosalia Iglesias, mujer de Luis Bárcenas, en una imagen de archivo
Rosalia Iglesias, mujer de Luis Bárcenas, en una imagen de archivo

Redacción

Rosalía Iglesias, esposa del extesorero del PP Luis Bárcenas, ha rechazado declarar en la comisión de investigación del Congreso de los Diputados sobre la operación Kitchen para evitar «perjudicar el procedimiento judicial», pero sí ha reconocido que en aquellos años sintió «miedo» por su vida y por la de su familia.

Iglesias ha comparecido en la comisión por videoconferencia, acompañada de su abogada, desde la prisión de Alcalá-Meco en la que se encuentra cumpliendo condena de casi 13 años por la primera época de la trama Gürtel.

Al inicio de su intervención ha indicado que, a pesar de ser «una víctima» de la operación parapolicial investigada en la Audiencia Nacional, no iba a declarar al tratarse de «causa judicializada» en la que hay «una parte secreta y que se sigue investigando».

«Soy la primera interesada en que se sepa la verdad de este caso. Soy una víctima junto a mi familia, que hemos sido muy perjudicados, hemos vivido una situación muy dura», ha añadido.

Así, a preguntas de la diputada socialista Andrea Fernández, la primera en interrogar a la mujer del extesorero popular, que, entre otras cuestiones, ha tratado de preguntarle por el asalto de un falso cura en su vivienda, la esposa de Bárcenas ha indicado que lo «siente» y que le gustaría «poder relatar» todo lo que su familia ha «sufrido», pero que no podía.

«No me gusta esta postura, pero evidentemente sigo el consejo que me han dado y lo tengo que hacer -ha señalado-. Lo único que puedo decir es que fueron tan graves que hubo un juicio y ese señor fue condenado a 22 años de cárcel, pero los medios le quitaron importancia porque era la familia de Luis Bárcenas».

Iglesias tampoco ha contestado a la mayoría de las preguntas formuladas sobre el que fuera el chófer de la familia, Sergio Ríos, quien está siendo investigado por su participación en la operación tras ser captado como confidente policial. Sí ha confirmado que tenían confianza en él y que de hecho tenía las llaves de su casa «y podía hacer uso de ellas».

Aún así, ha señalado que en ese momento tampoco fue consciente de si estaba siendo objeto de vigilancia. Preguntada por la diputada socialista si sintió «miedo» en algún momento por su propia integridad o la de algún miembro de su familia, como su hijo o su marido, Iglesias ha contestado: «Por supuesto que sí».

«Fueron momentos, meses y años en los que he vivido de una manera bastante complicada pero no sabría decir si observada, vigilada», ha destacado posteriormente durante el turno de preguntas de la diputada de ERC Pilar Vallugera.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La esposa de Bárcenas reconoce que sintió miedo por su vida y la de su familia