La abstención del PSOE pone en riesgo la ley trans

redacción LA VOZ

ACTUALIDAD

La Alianza contra el Borrado de Mujeres protestó ante el Congreso por la ley trans
La Alianza contra el Borrado de Mujeres protestó ante el Congreso por la ley trans Eduardo Parra

El grupo socialista no apoyará la proposición de ley impulsada por ERC y otras formaciones políticas. Aseguran que los colectivos LGTBI prefieren que la iniciativa legislativa parta del Gobierno y no del Congreso

18 may 2021 . Actualizado a las 14:08 h.

El grupo socialista se abstendrá este martes en la votación de la proposición de ley trans impulsada por ERC y otras formaciones políticas en el Congreso, una posición que pone en riesgo que se tramite la iniciativa y que muestra las discrepancias con su socio de Unidas Podemos, que votará a favor.

Con la abstención socialista, la iniciativa, muy similar a la elaborada por el Ministerio de Igualdad, pende de un hilo en estos momentos, ya que Vox votará en contra y es previsible que el PP haga lo mismo y, de esta manera, no se pueda tramitar.

Fuentes socialistas han explicado a Efe que su grupo se abstendrá y que una abstención implica facilitar una tramitación, «otra cosa es que no salga porque otros grupos parlamentarios voten en contra», por lo que no se sienten responsables de que no fructifique. Las mismas fuentes aseguran que los colectivos LGTBI prefieren que la iniciativa que regule los derechos trans parta del Gobierno y no del Congreso.

Los socios del Gobierno han emplazado a los socialistas a reconsiderar su posición y a aprovechar un momento que consideran histórico para ampliar los derechos del colectivo trans. Esta tarde, la ministra de Igualdad, Irene Montero, subirá a la tribuna de la Cámara Baja para defender la postura del Ejecutivo, han avanzado fuentes de su Ministerio.

El texto de la proposición -diseñado por la Federación Plataforma Trans y registrado por ERC, JxCat, Más País, Compromís, la CUP y Nueva Canaria- despatologiza la transexualidad y regula la autodeterminación del género, permitiendo el cambio de sexo registral sin necesidad de informe ni tratamiento médico. 

Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha prometido a todas las personas trans de España que «sus derechos serán ley» con la norma específica que se debate este martes en el Congreso al margen de la Ley LGTBI, con el objetivo de reparar «todo el daño causado».

«Estamos llegando tarde», constataba el lunes en Valencia, donde defendió como «argumento muy poderoso» el acuerdo de gobierno que firmó Unidas Podemos con los socialistas y que incluía las dos leyes. También ha destacado la «fuerte carga simbólica» de la Ley Trans: «Queremos deciros que no solo sabemos que existís, que no habéis tenido los derechos que os corresponden, sino de alguna manera con vuestra propia ley que estamos llegando tarde a legislar sobre personas trans».

Es más, ha hecho hincapié en que se debe a una decisión «política» de saldar una deuda específica con el colectivo trans, sin negar que esta ley puede estar sujeta a «diferentes opiniones» y que la tramitación parlamentaria se alarga cuando parte del Gobierno.