Sánchez y Casado rompen la tregua y se cruzan duros reproches en plena crisis con Marruecos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo Fernando Alvarado | EFE

El Gobierno habla ya de «agresión» a España y acusa de desleal al líder de la oposición, que asegura que el Gobierno «le queda grande» al presidente

19 may 2021 . Actualizado a las 23:12 h.

La tregua ha durado poco. «España está sufriendo un desafío de un tercer país, que es Marruecos, y queremos saber de qué lado está la oposición». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, elevó el tono en el Congreso para referirse a un conflicto que, según afirmó, no se trata de una «crisis migratoria» sino «de otro tipo». La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, fue más lejos y habló directamente de «agresión a nuestras fronteras». Pero la escalada verbal no afecta solo a los gobiernos de España y Marruecos, sino también al Ejecutivo y la oposición. La llamadas iniciales a la unidad dieron paso este miércoles a un duro cruce de reproches. El líder del PP, Pablo Casado, reiteró su apoyo, pero aseguró que los «errores diplomáticos» en todo lo que afecta a Marruecos demuestran que a Sánchez le «queda grande» el Gobierno. «Es la crónica de un crisis anunciada», señaló, advirtiendo al presidente de que «el caos» de su Ejecutivo es «nuestra mayor debilidad fuera». «Sea humilde y déjese ayudar», le insistió, porque, según afirmó, hay «más lealtad» en la bancada del PP que en el Consejo de Ministros.

Sánchez contestó endureciendo su discurso y reprochando a Casado su cambio de actitud en solo 24 horas. «No me ha quedado claro. ¿Usted apoya al Gobierno de España o no apoya al Gobierno de España?», le preguntó, criticando al líder del PP por hacer unas declaraciones públicas, e incluso expresarle su apoyo en un conversación telefónica privada, y hacer luego «lo contrario» en el Congreso. El jefe del Ejecutivo acusó a Casado de ser «desleal» no solo con el Gobierno, sino también con «los intereses generales del Estado».

«Tratan de derribar al Gobierno»

«Es lo que pasa siempre con ustedes. Utilizan cualquier calamidad. La mayor calamidad de la historia durante estos cien últimos años de la humanidad con la pandemia, y también una crisis con Marruecos inédita durante estos últimos años, para tratar de derribar al Gobierno de España. Y no lo van a lograr», sostuvo. Reclamó por ello a los populares que «abandonen esa oposición desleal y asuman su responsabilidad» como oposición.