El atasco en la negociación de los ERTE aboca a otra prórroga de último minuto

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Óscar Cañas

Los agentes sociales se niegan a aceptar las condiciones que impone Escrivá

25 may 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Las espadas siguen en alto. Después de mantener contactos durante todo el fin de semana sobre una nueva propuesta del Ejecutivo, y de volver a la mesa de negociación en la tarde de este lunes, Gobierno y agentes sociales se levantaron de ella sin acuerdo sobre las condiciones para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre. Y el tiempo se agota, ya que el próximo lunes, día 31, expirará la vigencia de este mecanismo de protección del empleo, que se activó para evitar los despidos masivos durante la pandemia.

La diferencia de posturas de patronal y sindicatos con el Ejecutivo aboca nuevamente a una prórroga -la quinta- de último minuto y puede que a la primera sin acuerdo, pese a que todas las partes coinciden en asegurar que sería un fracaso no alcanzarlo.

El escollo, en manos de Escrivá

Según confirmaron fuentes próximas a la negociación, el único «fleco» que impide el consenso, «pero no menor», son las exoneraciones en las cotizaciones sociales de los trabajadores que sigan en ERTE, que el Ministerio de Seguridad Social quiere rebajar. De hecho, la secretaria de Acción Sindical de  CC.OO., Mari Cruz Vicente, confió en que tal aspecto «se resuelva en las próximas horas, porque no hay ninguna justificación para que el acuerdo total no se produzca y se lleve mañana al Consejo de Ministros».

Las partes del texto concernientes al Ministerio de Trabajo están «consensuadas» y solo falta -indicó Vicente- «el compromiso del Ministerio de Seguridad Social». «De no ser así, alguien tendrá que asumir esta irresponsabilidad. Y, desde luego, no somos nosotros», sentenció.

Durante un acto sobre formación profesional, celebrado pocas horas antes de la reunión, los agentes sociales dejaron claro una vez más que no compartían la idea del Gobierno de modificar las condiciones de los ERTE.

Garamendi: «No es un mercado»

«Es incomprensible que se nos estén presentando ofertas y no ofertas. No es un mercado. Es una negociación seria», criticó Antonio Garamendi, presidente de la CEOE. Preguntado por si creía que habría acuerdo en la reunión -en la que no participaron ni él ni los líderes de CC.OO. y UGT-, sus palabras sonaron a premonición: «Eso habría que preguntárselo al ministro de Seguridad Social».

Cabe recordar que el ministro Escrivá defiende impulsar la incorporación de trabajadores ofreciendo mayores descuentos en las cuotas de aquellos trabajadores que vuelvan a la actividad, mientras que se reducirían las exoneraciones para quienes permanezcan en ERTE, algo que ya se hizo el verano pasado pero a lo que ahora se oponen los agentes sociales.

«Creo que los sindicatos opinan igual: una prórroga es una prórroga, son 20 minutos más con las mismas reglas de juego y con el mismo balón, no con otras reglas y otro balón», añadió el líder de CEOE, indicando que, si no hay acuerdo, el Gobierno tendrá que legislar lo que considere oportuno.