Hacienda multa a Miguel Bosé por deducirse gastos personales, entre ellos la compra de jamones, a través de una de sus empresas

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Miguel Bosé, en una imagen reciente en televisión
Miguel Bosé, en una imagen reciente en televisión .

El cantante pierde un juicio por intentar desgravarse su entrenador personal o el servicio doméstico. La Agencia Tributaria reclama al artista 55.350 euros más otros 23.536 de sanción

26 may 2021 . Actualizado a las 17:08 h.

Miguel Bosé continúa bajo la lupa de Hacienda. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha desestimado un recurso del cantante contra una multa de la Agencia Tributaria por deducirse gastos de sus empresas que en realidad eran de índole personal. Según la sentencia dictada el pasado 3 de marzo, el controvertido músico, a través de una de sus empresas, Costaguana, se dedujo el IVA de gastos como la compra de jamones y embutidos, tratamientos de fisioterapia, su entrenador personal, el servicio doméstico, reparaciones en el jardín de su vivienda, el renting de su coche -un Audi de alta cilindrada- o las reparaciones de un Mercedes y un Toyota, según revela El País. En total la Agencia Tributaria reclama al cantante 55.350 euros más otros 23.536 euros de sanción al entender que esos gastos son de «índole personal».

El artista decidió  recurrir ante los tribunales una sentencia previa del Tribunal Económico Administrativo Regional de Madrid, que le reclamaba a su empresa esas cantidades por el IVA del segundo trimestre del año 2010 y el cuarto trimestre del 2011. Miguel Bosé alegó que se anulara la inspección de Hacienda «porque no le fue notificado correctamente». 

Los problemas del cantante con el fisco no son nuevos. Fue en el año 2019 cuando abandonó su lista de morosos al abonar parte de la deuda de 1,8 millones que mantenía con Hacienda.