El ex director general de la Policía asegura en el Congreso que no conocía la operación Kitchen

M. A. Alonso MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El ex director general de la Policía, Ignacio Cosidó, este martes, en la comisión de investigación de la operación Kitchen
El ex director general de la Policía, Ignacio Cosidó, este martes, en la comisión de investigación de la operación Kitchen Javier Lizón

Ignacio Cosidó afirma que «jamás» tuvo contacto con el excomisario José Manuel Villarejo

01 jun 2021 . Actualizado a las 20:08 h.

La comisión Kitchen vivió este martes una jornada maratoniana durante más de nueve horas en el Congreso. No se celebraba pleno y el órgano aprovechó para adelantar los trabajos de un órgano que está arrojando escasa luz sobre la supuesta trama de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas a cuenta de los fondos del Ministerio del Interior durante el Gobierno de Mariano Rajoy. En esa línea, el que fue director general de la Policía durante el primer Gobierno de los populares, Ignacio Cosidó, aseguró que «jamás» tuvo contacto con el excomisario José Manuel Villarejo y también negó que conociera la existencia de una estructura policial paralela en el cuerpo.

Cosidó, sin embargo, fue señalado el jueves pasado por Villarejo como el alto cargo que le encargó la llamada operación Kitchen. Según explicó, el exdirector de la Policía le encargó que captara al chófer de Bárcenas para espiar al extesorero y recuperar documentación comprometida para el PP.

Pocos comparecientes afirman conocer la llamada operación Kitchen. Tampoco Francisco Martínez, el número dos de Interior a las órdenes de Jorge Fernández Díaz, que también negó su implicación en la trama de espionaje.

«Estaba roto»

Martínez reconoció que estaba «roto» emocionalmente cuando llamó «miserables» a Fernández Díaz, María Dolores de Cospedal y Rajoy en un mensaje que envió el 5 de junio del 2019 al presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, cuando ya estaba citado como imputado en la causa por el juez Manuel García-Castellón.

Marino mercante y policía antes de ser sacerdote, Silverio Nieto, amigo personal de Fernández Díaz, también aseguró desconocer la Kitchen «gracias a Dios». El religioso desmintió ser el confesor personal del exministro del Interior. «Él pertenece al Opus Dei y yo no», aclaró.

También negó haber tenido relación con Villarejo.

Cerró la jornada Jorge Sanchís, que fue jefe de gabinete de Martínez, y trajo una nueva sarta de desmentidos. «Lo leí en la prensa» y «no lo sé», repitió una y otra vez.