España, Alemania, Francia e Italia apoyan un impuesto de sociedades mínimo global

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

JONATHAN ERNST

Los ministros de Finanzas del G7 se reúnen para negociar las fiscalidad a los gigantes multinacionales

04 jun 2021 . Actualizado a las 17:59 h.

 «Ahora es el momento de llegar a un acuerdo», sostienen los ministros de Economía y Finanzas de España, Alemania, Francia e Italia en una carta que han hecho pública horas antes del comienzo de la cumbre del G7 (países ricos) en Londres, una cita a la que España no está invitada. En la misiva, los cuatro países abogan por instalar un nuevo sistema fiscal internacional más adecuado para el siglo XXI, incluyendo un impuesto mínimo de sociedades universal.

Esa es la propuesta que extenderán a sus contrapartes de Estados Unidos (Janet Yellen), el Reino Unido (Rishi Sunak), Japón (Taro Aso) y Canadá (Chrystia Freeland), añadiendo más presión para alcanzar una posición común antes de volver a abordar el debate en el seno de la  Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE) y el G20, que esperan un acuerdo para este verano.

Los ganadores de la pandemia

Las potencias del euro justifican la necesidad de fijar un suelo al impuesto de sociedades para evitar que los gigantes multinacionales sigan eludiendo a las Haciendas nacionales. Una práctica que se ha intensificado en los últimos 12 años con la irrupción de las tecnológicas. La pandemia ha sido  «una bendición», la guinda del pastel para estas compañías, que obtuvieron ganancias nunca vistas en otros sectores de la economía. Los cuatro grandes aumentaron sus beneficios. Amazon alcanzó los 17.700 millones de euros, Facebook los 24.200, Google cerró con ganancias de 12.670 millones y Apple alcanzó los 48.300. Entre los cuatro se embolsaron casi 103.000 millones de euros, una riqueza que supera el PIB de hasta 10 países de la UE. Si sumaran sus cuentas, serían el Estado miembro décimo octavo de la Unión.