El PP redobla su presión para evitar los indultos a los presos secesionistas

Miguel A. Alfonso MADRID / COLPISA

ACTUALIDAD

El presidente del PP, Pío García Escudero, firma en una de las doscientas mesas colocadas el domingo en las principales ciudades españolas contra la concesión de indultos a los presos secesionistas
El presidente del PP, Pío García Escudero, firma en una de las doscientas mesas colocadas el domingo en las principales ciudades españolas contra la concesión de indultos a los presos secesionistas Víctor Lerena | EFE

Los populares, convencidos de poder ganar las próximas generales

07 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En el Partido Popular se han instalado en la idea de que si se celebraran hoy elecciones generales, Pablo Casado se convertiría en presidente. Ensoñación prematura o posibilidad real, sus dirigentes desprenden una euforia que comenzó el pasado 4 de mayo, con la victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, y que se ha visto espoleada por las últimas encuestas en las que recortan su distancia con el PSOE (el último barómetro del CIS les deja a escasos 4,5 puntos de los socialistas).

Algunos sondeos, incluso, les sitúan en la Moncloa de la mano de una coalición con Vox. En medio de este sentimiento de victoria, los populares han redoblado su presión contra el Gobierno de Pedro Sánchez, especialmente en dos frentes: los indultos a los presos del procés y la crisis diplomática con Marruecos.

Respecto a la medida de gracia, el PP ha iniciado una estrategia similar a la que Mariano Rajoy ya puso en práctica con la reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña en el 2006, la recogida de firmas en varias ciudades españolas. A lo largo de este fin de semana, instalaron más de 200 mesas en todo el país y ya aseguran haber recabado más de 22.000 apoyos a través de Internet. Más allá de las cifras, los populares buscan agitar la calle en un momento en el que el Gobierno de coalición se encuentra frágil tras la derrota de los socialistas en Madrid, la situación de interinidad en Unidas Podemos tras el adiós de Pablo Iglesias y la incertidumbre que rodea a las primarias del PSOE andaluz, que enfrentarán el domingo a Susana Díaz y al candidato oficialista, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.