Vetar la entrada a una persona LGTBI a un local se multará con hasta 150.000 euros

alberto lorenzo REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

R.Rubio.POOL

La ley trans prevé sanciones para las discriminaciones en alquileres de viviendas o trabajos

01 jul 2021 . Actualizado a las 09:31 h.

Si el responsable de un local de hostelería no permite el acceso a este a una persona LGTBI se puede enfrentar a una multa que podría llegar a los 150.000 euros. Incurriría en lo que el anteproyecto Ley para la Igualdad Real y Efectiva de las Personas Trans y para la Garantía de los Derechos LGTBI, popularmente conocía como ley trans, califica como infracción muy grave. Igual enfoque recibe en la norma la denegación del acceso a la vivienda, que incluiría por ejemplo que el propietario de un piso se negase a alquilarlo a una pareja de lesbianas por su condición.

Otras infracciones que tienen ese carácter de muy grave son la difusión o promoción de métodos o terapias de conversión y el uso en centros educativos de libros de texto y materiales didácticos que presenten a las personas como superiores o inferiores en función de su orientación e identidad sexual, expresión de género o características sexuales. Igualmente, entran dentro de este supuesto los espectáculos públicos o actividades recreativas que tengan como objeto la incitación a la discriminación. Igualmente, establecer criterios o condiciones para el acceso al empleo, la permanencia o condiciones de trabajo que supongan sesgo por los mismos criterios.

En el anteproyecto también se incluyen las infracciones leves (con multa de 200 a 2.000 euros) y graves (2001 a 10.000 euros). Entre las primeras se encuentra vejar a una persona por su orientación sexual, o identidad de género. También causar daños a bienes del colectivo LGTBI. Tienen, por su parte, la consideración de grave mantener expresiones vejatorias en sitios web o redes sociales, incorporar cláusulas discriminatorias en contratos de trabajo, el impulso o tolerancia de prácticas laborales en esa línea y la negativa a colaborar con una labor de inspección cuando fuera necesario.