«A las familias de los que mataron a mi hijo les preguntaría cómo se sentirían»

La Voz A CORUÑA

ACTUALIDAD

Eduardo Pérez

El padre del joven de 24 años que murió ayer de madrugada de una paliza en A Coruña clama justicia mientras la policía estrecha el cerco sobre los autores

04 jul 2021 . Actualizado a las 20:02 h.

Lo mató un grupo de jóvenes y, además, por una «maldita» confusión. Samuel Luiz Muñiz, de 24 años, no había hecho absolutamente nada. Iba a lo suyo, y acompañado de tres amigas por la avenida Buenos Aires, en pleno paseo marítimo de A Coruña. A las tres la madrugada se cruzó con quien no debía. Unas diez personas comenzaron a darle patadas y puñetazos por todo el cuerpo y solo pararon cuando vieron que ni se movía y apenas era capaz de respirar. Mientras los agresores huían, llegaban las ambulancias. Hasta dos horas lucharon por volverlo a la vida. No se pudo. Cuando lo trasladaban al Chuac, sufrió un ataque al corazón.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Su padre, Maxsoud Luiz, totalmente destrozado, decía pocas horas después del trágico suceso que «a las familias de los que mataron a mi hijo les preguntaría cómo se sentirían ellos si estuvieran en mi lugar». Pide justicia, que detengan a los culpables y asegura que lo único que hizo Samuel fue intentar mediar en una discusión.

La policía está cerca de los autores. A varios ya los tiene identificados y, según fuentes de la investigación, «ni uno solo saldrá impune». Había testigos y algunos ya señalaron a los ahora perseguidos. Al cierre de esta edición no se había confirmado ninguna detención en relación con este suceso, ocurrido en la segunda jornada en la que el ocio nocturno podía reabrir sus puertas hasta las 3.00 horas. Según algunas versiones, una de sus acompañantes estaría realizando una videollamada con una amiga y los supuestos agresores pensaban que estaban grabando a unas mujeres que iban con ellos. Así que se lanzaron a por Samuel y sus acompañantes.

La víctima había salido minutos antes de un local próximo. El grupo de jóvenes se abalanzó sobre él y le propinó la paliza que acabaría con su vida.

Fuentes próximas a la investigación indican que los primeros en llegar fueron los agentes del 092, mientras «una pareja de unos 50 años ya lo había puesto en posición lateral de seguridad. Las pesquisas policiales incluyen el visionado de cámaras de vigilancia de la zona y contactos con los responsables de locales de hostelería cercanos para conocer las personas que había en su interior, «ya que por el covid tienen que tener un registro de clientes». Además, las investigaciones apuntan a que los supuestos agresores serían vecinos de la ciudad y se habrían llevado el teléfono móvil de la víctima.

Algunos testigos que pasaron por el lugar durante los hechos vieron cómo había «cuatro ambulancias», una de ellas atendiendo a una chica por una intoxicación «etílica», mientras otros sanitarios «reanimaban en el suelo» a la víctima, tareas que llevaban haciendo 25 minutos. Por su parte, un joven que vive en uno de los edificios cercanos al lugar de los hechos apuntó que vio como a las tres de la mañana había un montón de policías y a la ambulancia. «Miramos por la ventana y vimos que estaban reanimando a un chico», aseguró. Este vecino señala que «lo estaban tratando de salvar» y fue «un proceso largo». «A las cuatro y pico vimos que se lo llevó la ambulancia, entendimos que estaba relativamente bien, pero luego supimos que falleció». También indica que observó a agentes de la policía «interrogando a varios chicos, pero no mucho más».

Algunos vecinos de edificios cercanos al lugar de los hechos aseguran que no saben nada del suceso, mientras que responsables de locales ubicados en la avenida Buenos Aires se muestran asombrados por lo ocurrido. Además, afirman que no hay ningún local abierto a las tres de la mañana por la avenida.

«Estamos bastante impactados por la noticia porque este es un barrio bastante tranquilo y más sorprendidos porque murió un joven», dijo Yasmina García, dueña del local Mesón de la 13, ubicado en la esquina de la calle Pondal con la avenida de Buenos Aires.