Gobierno y sindicatos dan luz verde a la reforma de los funcionarios que hará fijas 300.000 plazas de interinos antes del 2025

Sara Cabrero
S. Cabrero REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Alberto Ortega | Europa Press

Aquellos que no superen la oposición tendrán una compensación económica de 20 días por año trabajado, hasta recibir un máximo de 12 mensualidades

06 jul 2021 . Actualizado a las 10:44 h.

Fumata blanca para la reforma que permitirá reducir la temporalidad en las administraciones públicas. Tras varias semanas de arduas negociaciones, el Ministerio de Función Pública que capitanea Miquel Iceta y los principales sindicatos del sector dieron ayer luz verde al acuerdo definitivo. Los puntos más importantes del texto ya habían logrado el visto bueno el pasado viernes, pero ambas partes se volvieron a reunir ayer para rematar los últimos flecos.

La alta temporalidad en el sector público, que se sitúa por encima del 30 %, había provocado ya más de una llamada de atención desde los despachos de Bruselas, que desde hacía un tiempo exigían poner coto a un problema que se debía haber solucionado ya en el 2020. Ya no servirán las excusas. Más de 300.000 plazas estructurales ocupadas en la actualidad por interinos se convertirán en fijas. Y tendrán que hacerlo antes del 31 de diciembre del 2024, fecha improrrogable fijada en el calendario. El objetivo es claro: lograr reducir la temporalidad en la administración pública hasta situarla por debajo del 8 %.

Y para ello, el equipo de Iceta ha propuesto articular un nuevo proceso de estabilización del empleo temporal que afectará a «todas las plazas de carácter estructural, dotadas presupuestariamente, ocupadas de forma temporal e ininterrumpidamente al menos en los tres años anteriores al 31 de diciembre del 2020 y que no se hayan visto incluidas en los procesos de estabilización previstos en los años 2017 y 2018».