La policía toma declaración a 13 sospechosos de participar en la paliza mortal a Samuel Luiz

alberto mahía A CORUÑA

ACTUALIDAD

Mensaje y velas en el lugar en el que Samuel fue agredido
Mensaje y velas en el lugar en el que Samuel fue agredido EDUARDO PEREZ

Los investigadores creen que son siete las personas que participaron directamente en la agresión mortal

05 jul 2021 . Actualizado a las 20:21 h.

La policía sabía desde un principio que no sería nada complicado poner nombre a los autores de la paliza que acabó con la vida de un joven en A Coruña en la madrugada del sábado. Y así fue. Aparte de que minutos antes habían dejado el número de su DNI para poder acceder a una discoteca cercana, las cámaras de varios establecimientos de la avenida Buenos Aires grabaron la agresión —alguna de ellas con mucha nitidez—. Por si fuera poco, una de las chicas que acompañaban a la víctima identificó en comisaría a la persona que dio el primer golpe cuando le mostraron uno de los vídeos.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

En la tarde de este domingo se localizó y tomó declaración a 13 sospechosos, aunque los investigadores creen que son siete las personas directamente implicadas en la agresión mortal.  Aunque técnicamente no se les puede considerar detenidos, fueron conducidos al cuartel de la Policía Nacional en Lonzas para ser interrogados. Desde la brigada de Policía Judicial ya se aseguraba durante la jornada que el arresto era «cuestión de horas». 

Samuel intentó calmarlos

En cuanto a la investigación sobre los hechos, se confirma que todo comenzó por una confusión que derivó en una reacción salvaje y homicida. Por lo que contaron las tres acompañantes de Samuel Luiz, que coincide con lo recogido por las cámaras de la zona, una de ellas se encontraba haciendo una videollamada poco antes de las 3 de la madrugada del sábado. El grupo de los agresores pensó que los estaba grabando y se dirigieron hacia la joven de manera violenta.

Fue cuando intervino Samuel para apaciguar los ánimos e intentar convencer a los que terminaron matándolo de que se trataba de un malentendido, que su amiga solo estaba realizando una llamada. De nada sirvió. Uno de ellos le dio un fuerte puñetazo y ahí se unieron los demás, hasta tirarlo al suelo, donde continuaron con patadas por todo el cuerpo. La víctima falleció a las dos horas, cuando era trasladado en ambulancia al Chuac y después de que durante todo ese tiempo los sanitarios intentaran salvar su vida.

Los investigadores tratan ahora de averiguar si los investigados son verdaderamente los que terminaron con la vida de Samuel y cuál fue la actuación de cada uno de ellos, en caso de que sea cierto que se trata de los homicidas. Quien lleva el caso es la titular del juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, que decretó el secreto de sumario.

La policía mantiene todas las líneas abiertas, como dijo esta mañana el delegado del Gobierno, que insistió en que todavía no se puede hablar de un ataque homófobo. En cambio, la ministra de Igualdad, Irene Montero, y la vicepresidenta tercera y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, lo tienen claro. Tras expresar su condena por lo ocurrido, Montero, en su cuenta oficial de Twitter, envió todo su cariño «para la familia y seres queridos de Samuel en estos momentos tan difíciles» y animó a «construir entre todas y todos una sociedad más libre en la que no dejemos cabida al odio».

Yolanda Díaz, en esa misma red social, es más vehemente: «No hay peros ante esta violencia mortal que quiebra nuestra idea de libertad, de convivencia y de diversidad. Hoy este país llora por Samuel y pide saber qué ha pasado. No podemos callarnos, nunca, ante quien alimenta el odio y quien lo ejecuta».

A las ministras se unieron personas tan conocidas como Alejandro Sanz, además de políticos de diversos partidos; si bien la gran mayoría optó por la prudencia y se limitaron a pedir justicia.

Concentraciones en toda Galicia en recuerdo de Samuel y apoyo de sus compañeros

Los compañeros de Samuel en el centro benéfico Padre Rubinos de A Coruña, donde trabajaba desde hace 4 años como auxiliar de enfermería, están «desolados», según su presidente, Eduardo Aceña. También las personas mayores a las que cuidaba. «Lo querían tanto por el buen trato que les brindaba y la alegría que les transmitía, que a alguno de ellos, cuando preguntaron por él, preferimos no decirles lo ocurrido debido a su estado de salud», cuenta una de sus compañeras.

 En Internet hay un movimiento impulsado por la gente que conocía al chico, llamado Justicia para Samuel, en el cual se pide que si alguien vio algo de lo ocurrido, no dude en aportar su testimonio.

El Ayuntamiento ha convocado una concentración a las 12.00 horas para mostrar su rechazo a este crimen violento y solidarizarse con la familia y amigos, mientras que Avante LGBT+ ha convocado concentraciones para este lunes, a las ocho de la tarde, en A Coruña (María Pita), Santiago (plaza 8 de Marzo), Vigo (Marco), Ferrol, Lugo, A Estrada y otros municipios gallegos para denunciar este episodio de violencia extrema ocurrido en A Coruña que algunos califican de crimen homófobo.

Las manifestaciones se producirán también en otros puntos de España. En Madrid se ha convocado una protesta en la Puerta del Sol, que comenzará a las 20.00. Está apoyada, entre otros, por los organizadores del Orgullo LGTB de la capital (MADO), y se realizará bajo el lema Ninguna muerte más por odio, intolerancia y discriminación

Marlaska dice que todas las hipótesis están abiertas, incluido el delito de odio

La subdelegada del Gobierno en Galicia, María Rivas, y la alcaldesa, Inés Rey se han reunido en la mañana de hoy lunes en el palacio de María Pita. Ambas se han puesto a  disposición de la familia de Samuel y se han solidarizado con su dolor. También han pedido «prudencia» y «respeto» para el trabajo de la Policía Nacional, que trata de esclarecer lo ocurrido. Rivas ha insistido en pedir «calma» y «tranquilidad» para que las fuerzas de seguridad puedan hacer su trabajo, ya que «cualquier cuestión que se salga de lo que tienen que hacer podría perjudicar seriamente la investigación».

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, también ha sido interrogado respecto al caso durante un acto al que asistió esta mañana, insistiendo en que la Policía Nacional trabaja para esclarecer cuanto antes el móvil del crimen y localizar a los autores. En ese sentido, el ministro, que calificó lo sucedido como un «dramático acontecimiento», dejó claro que «no está excluida ninguna hipótesis, ni el delito de odio, ni cualquier otro». Recordó que la investigación se encuentra bajo secreto judicial y que se están tomando muchas declaraciones porque «se ha identificado a mucha gente que estaba en las inmediaciones» del lugar.

Marlaska mostró la «intensa preocupación» de su departamento por los delitos de odio y subrayó el trabajo que se ha hecho para la «protección de la diversidad». Reconoció que hay un incremento de este tipo de delitos, pero explicó que se está analizando si responde a un aumento real de estos o a que «la cifra negra de infradenuncias» está saliendo a la luz y la ciudadanía «tiene la confianza suficiente» en las instituciones para denunciarlos.