El riesgo de riadas persiste en Alemania y los muertos en Centroeuropa son ya 187

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

Merkel visita el oeste del país mientras el peligro se traslada al este y al sur

19 jul 2021 . Actualizado a las 09:07 h.

Alemania y Bélgica, azotadas la semana pasada por las peores inundaciones en décadas, han comenzado a hacer recuento de daños y siguen sumando muertos -187, según las cifras difundidas este domingo-, sin que el cielo haya dejado de ser una amenaza, al menos en territorio alemán. La canciller, Angela Merkel, visitó las zonas más afectadas y prometió ayuda urgente para los damnificados por unas inundaciones que en el oeste del país dejan ya 156 muertos. La vista está puesta ahora en el este y el sur donde, tras días de precipitaciones incesantes, se han producido los primeros desbordamientos.

«Debemos darnos prisa, debemos ser más rápidos en la lucha contra la crisis climática», afirmó la canciller alemana, visiblemente conmocionada, ante el panorama «surrealista» y «fantasmagórico» que se encontró en la localidad de Schuld, población de unos 700 habitantes que se ha convertido en símbolo de la catástrofe, según recoge Efe. Merkel también señaló que hay que replantearse la actuación humana en las cuencas fluviales.

La canciller adelantó que su Gobierno acometerá en el próximo Consejo de Ministros, el día 21, un paquete de ayuda urgente para los damnificados que su ministro de Finanzas, Olaf Scholz, cifró en 300 millones de euros. La reconstrucción de infraestructuras puede precisar «miles de millones».