La gestión de la crisis por las riadas agita el escenario electoral en Alemania

pablo l. barbero BERLÍN / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

Laschet, el pasado jueves, bromeando mientras el presidente de la Repúblico se dirigía a los vecinos en uno de los puntos de Alemania azotados por las riadas
Laschet, el pasado jueves, bromeando mientras el presidente de la Repúblico se dirigía a los vecinos en uno de los puntos de Alemania azotados por las riadas

La reputación del líder de la CDU se resiente a dos meses de los comicios

20 jul 2021 . Actualizado a las 09:30 h.

Las catastróficas inundaciones que han sacudido estos últimos días el oeste de Alemania han dejado más de 160 muertos y un reguero de destrucción. Pero sus efectos también se han dejado sentir mucho a 600 kilómetros, en el centro político del país: Berlín. La gestión de la crisis ha agitado el panorama electoral a apenas dos meses de las elecciones al Bundestag del 26 de septiembre.

Las secuelas de las riadas eran una oportunidad de oro para Armin Laschet. El candidato conservador a la cancillería y primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, uno de los länder más afectados, podría mostrar al fin solidez, después de las dudas que dejó su errática gestión de la pandemia en su estado federado.

Sin embargo, unas imágenes en las que Laschet aparecía riéndose en grupo mientras el presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, expresaba desde ese estado federado su consternación por la catástrofe han sido calamitosas para su reputación en un momento en que se juega la simpatía de muchos electores.