El PSOE trata de retomar las banderas de la izquierda para resituar al partido

Redacción LA VOZ

ACTUALIDAD

La diputada en la Asamblea de Madrid y coordinadora de ponencia, Hana Jalloul; la vicesecretaria del PSOE, portavoz en el Congreso y coordinadora del congreso del partido, Adriana Lastra; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; y la europarlamentaria y también coordinadora de ponencia, Lina Gálvez
La diputada en la Asamblea de Madrid y coordinadora de ponencia, Hana Jalloul; la vicesecretaria del PSOE, portavoz en el Congreso y coordinadora del congreso del partido, Adriana Lastra; la presidenta del PSOE, Cristina Narbona; y la europarlamentaria y también coordinadora de ponencia, Lina Gálvez EVA ERCOLANESE

Propone impuestos negativos sobre la renta y renegociar el Concordato

25 jul 2021 . Actualizado a las 10:50 h.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, quien lleva las riendas del partido hasta el 40 Congreso tras la dimisión de José Luis Ábalos como secretario de organización, presentó ayer la ponencia marco que servirá de debate en la cita de octubre en Valencia para resituar al partido bajo las banderas de la izquierda. Entre otras cosas, al hablar de feminismo anunció que abolirán la prostitución. Defendió que la Fiscalía de Medioambiente sea también de protección animal, y propuso acelerar la digitalización del tejido productivo.

En el caso de las pensiones, el PSOE propone «una reforma constitucional que incorpore como derechos fundamentales la protección social y la sanidad, el acceso a la educación y a los servicios sociales, y la garantía del poder adquisitivo de las pensiones». 

reformar la constitución

Garantizar la investidura con varios candidatos. El PSOE propone reformar la Constitución para evitar el bloqueo en futuras investiduras del presidente del Gobierno como sucedió en el 2019 cuando algunos partidos bloquearon la de Pedro Sánchez y hubo que repetir las elecciones. Se trata de permitir la presentación de varios candidatos y garantizar la investidura del que logre un mayor apoyo parlamentario. También se defiende limitar los aforamientos y profundizar en la transparencia de todas las instituciones del Estado, incluida la Casa Real.