El caso Pujol, sin fecha a la vista para el juicio siete años después de la confesión del patriarca del clan

R. G. Á. BARCELONA / EFE

ACTUALIDAD

Jordi Pujol, en una imagen de archivo
Jordi Pujol, en una imagen de archivo BENITO ORDOÑEZ

La Fiscalía lo acusa solo de los delitos de asociación ilícita y blanqueo, por lo que le pide nueve años de cárcel

26 jul 2021 . Actualizado a las 09:00 h.

A los siete años de confesar la fortuna oculta en Andorra, la familia Pujol se enfrenta a acusaciones de blanqueo de capitales y asociación ilícita, aunque todavía sin fecha para el juicio, que como pronto se celebrará en el 2022, con un expresidente ya nonagenario y su esposa exculpada por demencia.

El 25 de julio del 2014 el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol desveló que su esposa Marta Ferrusola y sus hijos habían mantenido ocultos en el extranjero «un dinero» procedente de un legado de su padre Florenci que, «lamentablemente», la familia no había tenido ocasión de regularizar.

Amén de conmocionar la política catalana en vísperas de la consulta independentista del 9N, la confesión dio pie a que una jueza de Barcelona abriera una causa para investigar el origen de la fortuna y afloraran las dimensiones de los fondos: 140 millones de pesetas depositados durante décadas en Andorra.