Los progresistas neerlandeses apuestan por un gobierno liberal con izquierda

Redacción LA VOZ

ACTUALIDAD

Sigrid Kaag y Rob Jetten, representantes del partido D66, llegando a La Haya para reunirse con Mariëtte Hamer
Sigrid Kaag y Rob Jetten, representantes del partido D66, llegando a La Haya para reunirse con Mariëtte Hamer Bart Maat

La líder del partido progresista de los Países Bajos D66, Sigrid Kaag, presenta hoy en La Haya un acuerdo de coalición

16 ago 2021 . Actualizado a las 16:39 h.

La líder progresista en los Países Bajos, Sigrid Kaag, apostó este lunes por negociar una coalición de gobierno entre los liberales de derechas, del primer ministro saliente Mark Rutte, con los socialdemócratas y los verdes, tras cuatro semanas de pausa en las conversaciones, que llegaron a un punto muerto antes de verano.

La líder del progresista D66, que cuenta con 24 escaños en el Parlamento neerlandés, descartó a la Unión Cristiana —su socio en la actual coalición en funciones— en el futuro gobierno, para poder sacar adelante, por ejemplo, leyes relativas a la ética médica, como la ampliación de la ley de la eutanasia a mayores que consideren que han «completado su vida» a pesar de no tener problemas de salud, un proyecto vetado por los cristianos.

Para Kaag, el futuro gobierno «tiene que ser diferente, con una composición diferente en el gabinete, con diferentes opciones y prioridades», señaló hoy en una entrevista con el diario neerlandés AD, en referencia a una mayor política climática y proeuropea, y a mejoras en la educación y el Estado de derecho.