El incendio de Ávila, ya controlado, arrasa 20.000 hectáreas y es el cuarto más grave de la historia de España

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

El fuego de Ávila arrasó más de 20.000 hectáreas.
El fuego de Ávila arrasó más de 20.000 hectáreas. RAÚL SANCHIDRIÁN | Efe

En las labores de extinción participan centenares de vecinos voluntarios, entre los que se encuentra Iker Casillas, el histórico portero de la selección española. Varios fuegos ya han sido estabilizados en Córdoba, La Palma, Cádiz, Madrid y Salamanca

18 ago 2021 . Actualizado a las 16:41 h.

El incendio de Navalacruz, en Ávila, con 20.000 hectáreas arrasadas, según datos de la organización ecologista WWF, es el cuarto más grave en la historia de España. El incendio que se declaró el sábado entre los municipios de Navalacruz y Cepeda de la Mora ya está estabilizado y no tiene llamas en ninguna parte de los 130 kilómetros de perímetro.

Según datos de WWF en un hilo en Twitter, en este incendio se han calcinado 20.000 hectáreas, lo que le convierte en el peor entre los fuegos registrados este verano en España y el cuarto más grave desde que hay registros, informa Efe. Según la organización ecologista, el peor incendio se produjo en el 2012 en Corte de Pallás (Valencia), en el que se calcinaron 30.000 hectáreas. Le sigue en esta lista el de Minas de Río Tinto (Huelva) del 2004, que quemó 27.000 hectáreas, y el de Andilla (Valencia) en el 2012, que calcinó 22.000 hectáreas de suelo arbolado.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con responsables este martes en el puesto de mando avanzado desde donde se coordinan las labores de extinción del incendio de Navalacruz
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con responsables este martes en el puesto de mando avanzado desde donde se coordinan las labores de extinción del incendio de Navalacruz RAÚL SANCHIDRIÁN

Las llamas de Navalacruz se originaron a la altura del kilómetro 38 de la N-502 (Ávila-Córdoba), donde comenzó a arder un coche, y se extendieron hacia el monte en plena ola de calor, mientras un amplio despliegue de medios tratan de controlarlo desde hace cuatro días.