Un curso marcado por la búsqueda del deshielo

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

J. Hellín. POOL

PSOE y PP aspiran a limar su deteriorada relación, y Díaz, a reafirmar su liderazgo en Unidas Podemos

29 ago 2021 . Actualizado a las 06:00 h.

La actualidad política solía ofrecer un respiro en verano, un armisticio que comprendía entre el tradicional despacho del presidente del Gobierno en Palma con el rey, a principios de agosto, y la vuelta de las reuniones del Consejo de Ministros y la reapertura del Congreso, momento en el que regresaban las hostilidades. Pero desde hace años esa franja de alto el fuego está borrosa, por lo que cada vez resulta más complicado establecer un comienzo del curso político, ya que todavía no se sabe muy bien cuando concluyó el anterior. En las últimas semanas se han multiplicado los frentes: Afganistán, Ceuta, el precio de la luz...

Las dos almas

Una difícil relación. Una de las principales cuestiones para este curso pasa por comprobar cómo evoluciona la relación entre los dos socios del Gobierno. Especialmente cuando el verano solo ha servido para enturbiar su relación, con un enfrentamiento entre Derechos Sociales e Interior, es decir, entre Ione Belarra y Marlaska, y con los morados amagando con salir a las calles en septiembre para manifestarse por el abusivo precio de la luz, una amenaza que en el PSOE intentan desactivar afirmando que no se puede jugar a ser oposición y Gobierno al mismo tiempo.

JAVIER BARBANCHO | REUTERS

En esta relación jugará un papel importante el entendimiento entre Pedro Sánchez y Yolanda Díaz, pero también será determinante el liderazgo que logre imponer la vicepresidenta gallega dentro de la heterogénea familia de Unidas Podemos, especialmente dentro del partido morado, en donde hasta la fecha ha venido contando con la protección de Pablo Iglesias pese a que no es ni afiliada a Podemos, algo que cada vez empieza a verse con un mayor recelo.