La vieja guardia de los talibanes monopoliza el Gobierno afgano

Mikel Ayestaran ISLAMABAD / COLPISA

ACTUALIDAD

Un talibán protesta contra manifestantes ante la embajada de Pakistán en Kabul
Un talibán protesta contra manifestantes ante la embajada de Pakistán en Kabul

El nuevo gabinete estará encabezado por el histórico mulá Akhund, que figura en la lista negra de la ONU, y no incluirá a mujeres

08 sep 2021 . Actualizado a las 12:38 h.

Después de semanas de hablar de la formación de un «Gobierno integrador», los talibanes presentaron este martes un gabinete interino sin concesiones de ningún tipo. El núcleo duro del movimiento integrista ocupa los puestos clave de una nueva Administración que estará encabezada por el mulá Hasán Akhund, histórico del grupo, muy cercano al mulá Omar y exviceministro de Exteriores durante el primer emirato.

Son nombres que durante dos décadas han estado en la clandestinidad, bajo la amenaza constante de los drones estadounidenses y en las listas de terroristas más buscados, salen a la luz para dirigir el Emirato Islámico de Afganistán, la nueva denominación para el país centroasiático adoptada por los talibanes. El Ejecutivo tiene que ponerse a trabajar sin perder un minuto porque hay un importante descontento en la sociedad y las protestas antitalibanes se han extendido a varias ciudades del país con las mujeres en primera línea.

El mulá Akhund figura en la lista negra de Naciones Unidas y con su designación se recurre a una persona de consenso en el movimiento y que, además, en los últimos años ha jugado un papel clave en la Shura de Quetta, consejo situado en Pakistán en el que los radicales tomaban sus decisiones importantes. Su número dos será el mulá Abdul Ghani Baradar, jefe negociador en Doha y uno de los rostros más populares desde sus encuentros con el ex secretario de Estado Mike Pompeo. Baradar será el verdadero responsable político a la sombra del mulá Akhund.