Poner la lavadora en la hora más barata ya es un 35 % más caro que en junio

Cristina Porteiro
c. porteiro REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

El precio de la energía se ha disparado, inflando la factura unos 17 euros

10 sep 2021 . Actualizado a las 10:52 h.

Este viernes el precio de la electricidad vuelve a romper todos sus registros. Alcanza ya los 152,32 euros el MWh en el mercado mayorista, cuando hace poco más de tres meses no superaba los 87 euros. Y se sitúa bien lejos de los 46 que se pagaban hace exactamente un año, según los datos de Red Eléctrica de España (REE).

Como no podría ser de otro modo, estas subidas también repercuten en las facturas de los consumidores, los del mercado regulado -de forma directa- y los del mercado libre -de forma indirecta en la renovación de los contratos con las eléctricas-. En el día a día es más difícil percibir los cambios, pero a final de mes llegará la sorpresa. Y, según apuntó esta semana la organización de consumidores Facua, será mayúscula, porque solo en los siete primeros días de septiembre el recibo de un hogar medio ya se ha disparado hasta los 105 euros mensuales. Cada vez que alguien pone una lavadora, un lavavajillas o el aire acondicionado en casa está pagando un 35 % más por la energía que consumen en una hora respecto al 1 de junio -cuando entró en vigor la nueva tarifa eléctrica-.

No hay escapatoria. Quien ayer optó por poner la lavadora entre las cuatro y las cinco de la madrugada, la hora más barata del día, pagó 0,28 euros por una hora de consumo de energía -excluidos los impuestos y cargos-. Es un 37,6 % más de lo que se pagaba a principios del mes de junio. Las horas más baratas se han encarecido más que las horas punta -que se han inflado un 31 % desde junio-, pero siguen siendo mucho más económicas. De hecho, si se prefiere obviar las recomendaciones de Competencia y poner la lavadora entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando hay más demanda, habrá que pagar 0,45 euros por un programa de una hora, un 60,71 % más que de madrugada.