Yolanda Díaz y otros cinco ministros irán a Barcelona a la mesa de diálogo

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Yolanda Díaz, Félix Bolaños, Raquel Sánchez, Miquel Iceta, Isabel Rodríguez y Manuel Castells participarán en la mesa de diálogo de Cataluña
Yolanda Díaz, Félix Bolaños, Raquel Sánchez, Miquel Iceta, Isabel Rodríguez y Manuel Castells participarán en la mesa de diálogo de Cataluña

La presencia de Pedro Sánchez en la reunión con el Ejecutivo catalán todavía es una incógnita

13 sep 2021 . Actualizado a las 11:13 h.

La presencia de Pedro Sánchez en la segunda reunión de la llamada mesa de diálogo, que tendrá lugar el jueves o viernes de esta semana, continúa siendo una incógnita. Sin embargo, el Gobierno español confirmó ayer el resto de los integrantes de la delegación que desplazará a Barcelona para encontrarse con el Ejecutivo catalán: la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños; el titular de Cultura, Miquel Iceta, la portavoz y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, y el titular de Universidades, Manuel Castells. En el último momento se unió a la lista la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, una decisión que se adopta días después de que se anunciase que el Gobierno paraliza la ampliación del aeropuerto de El Prat

De este modo, en caso de que Sánchez decida no asistir al encuentro, la persona con mayor rango de la delegación será la gallega Díaz, ya que el resto de componentes son ministros, algo que invita a pensar que finalmente el jefe del Ejecutivo sí asistirá, precisamente para que no sea una representante de Unidas Podemos la que asuma el volante. Otra de las razones que invitan a pensar que finalmente Sánchez sí ocupará uno de los asientos es que su ausencia podría provocar que el encuentro fracasase incluso antes de comenzar, ya que los independentistas interpretarían esta falta como un desprecio, es algo que ni contemplan.

La reunión llega en la semana de resaca tras la celebración de la Diada más descafeinada de los últimos años, en donde quedó patente la división del independentismo. Multitud de participantes en la manifestación increparon a los principales líderes, como Oriol Junqueras, acusándolos de traidores o botiflers, y advirtiendo que a través de la mesa no lograrán dar ni un solo paso adelante hacia la independencia. De hecho, en Junts no tienen inconveniente en airear que acuden a la cita con escepticismo, conscientes de que ninguna de sus dos principales pretensiones: la «amnistía» y la celebración de «un referendo», serán atendidas por el Gobierno. El propio ministro de la presidencia, Félix Bolaños, volvió a rechazarlos ayer en una entrevista publicada en Eldiario.es: «El referendo no es la solución, tampoco lo es la autodeterminación». En la Moncloa rechazan también la fórmula de la amnistía y sugieren que el límite está en los indultos concedidos hace ya tres meses.