La detención de Puigdemont hace tambalear la mesa de diálogo y los Presupuestos

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

ALBERT GEA | REUTERS

El arresto del expresidente catalán supone una importante sacudida en el terreno político, tanto a nivel catalán como en clave estatal

24 sep 2021 . Actualizado a las 23:48 h.

La detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Cerdeña ha provocado un terremoto en el tablero político, tanto a nivel catalán como en el conjunto del estado, y que supone un antes y un después en las dos principales negociaciones que mantiene abiertas el Gobierno español con Esquerra: la llamada mesa de diálogo y los Presupuestos. 

¿Qué supone para el «procés»?

La detención de Puigdemont llega en un momento en el que el procès estaba perdiendo fuelle, tal y como se venía recogiendo en los últimos trabajos demoscópicos, y tal y como quedó en evidencia en la manifestación de la última Diada, con mucha menos gente en las calles que otros años. Probablemente, en buena parte fruto de la división que existe dentro de la familia independentista. Esta fragmentación quedó reflejada también con los silbidos y acusaciones de traidor que reciben en las últimas semanas determinados líderes, como Oriol Junqueras. El arresto de Puigdemont podría volver a favorecer una situación de falsa unidad dentro del secesionismo.

Parte del discurso más victimista del procés había quedado desactivado con la concesión de los indultos a los condenados por el Supremo, y que ahora podría reactivarse con la reivindicación de la libertad para el expresidente fugado en Waterloo.