Los policías investigados por tirar la puerta abajo aseguran que «era la única forma de hacer cumplir la ley»

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Claudia Alba | Europa Press

A los agentes que se les acusa de un delito de allanamiento de morada al irrumpir en una fiesta ilegal cuando estaban prohibidas las reuniones no convivientes

25 sep 2021 . Actualizado a las 17:09 h.

«Nos han culpado antes de tiempo. Se ha tergiversado la intervención». Los policías investigados por un delito de allanamiento de morada tras irrumpir sin autorización judicial en una fiesta en un piso en plena pandemia sostienen que su intención «no era en ningún momento entrar en la vivienda» pero que fue «la única forma de hacer cumplir la ley».

Fuentes policiales próximas al subinspector de Policía Nacional y los otros cinco agentes investigados relatan a Efe su versión de lo que sucedió la medianoche del 21 de marzo en un piso de la calle Lagasca, en el barrio de Salamanca.

Lo hacen después de que este miércoles el titular de un juzgado de Madrid determinara en un auto la existencia de indicios «sólidos» de que los seis policías pudieron haber cometido un delito de allanamiento de morada en esa actuación.