Teresa Ribera busca ideas para modificar la tarifa regulada de la luz y estabilizar el precio

F. Fernández LA VOZ

ACTUALIDAD

Alberto Ortega

El diseño actual del precio doméstico, del que disfrutan casi once millones de consumidores, está vapuleado por los fuertes vaivenes del mercado mayorista de electricidad

01 oct 2021 . Actualizado a las 19:32 h.

El Ministerio para la Transición Ecológica, dirigido por Teresa Ribera, ha abierto una consulta pública para buscar ideas que alumbren una modificación de la tarifa regulada de la electricidad, la que pagan casi once millones de consumidores domésticos (con potencias contratadas de hasta diez kilovatios). Los demás, unos 16 millones, mantienen contratos de suministro en el mercado libre.

Desde el 2014, el precio de esa modalidad, supervisada por el Ejecutivo y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, está vinculado directamente a las cotizaciones que arroje el mercado mayorista de electricidad, que se caracteriza por su extrema volatilidad pues cada hora cuesta diferente. Además, permite que los consumidores vulnerables se beneficien del bono social, con descuentos del 25 % y el 40 %, en función de la renta familiar, y tengan acceso a otras protecciones adicionales, como el reciente suministro mínimo vital.

Pero, aunque es la opción más barata, el bucle alcista en el que está inmersa la electricidad al por mayor en los últimos meses -que cotiza en máximos históricos- ha obligado al Gobierno a replantearse el diseño de esa tarifa, «puesto que traslada íntegra y rápidamente las oscilaciones del mercado mayorista a hogares y pymes, aunque esta mayor volatilidad no se traduzca en mayores precios a largo plazo», explica el ministerio.