Los obstáculos de Yolanda Díaz para armar su nueva plataforma electoral

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

Ricardo Rubio | EUROPA PRESS

La vicepresidenta sigue su ronda para unir el espacio a la izquierda del PSOE

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

«Será la candidata. No tengas ni la menor duda». Con esta contundencia despejaba una fuente cercana a la dirección de Podemos y con hilo directo con Pablo Iglesias cualquier posibilidad de que la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, no vaya a ser la candidata del espacio electoral en el que concurra la formación morada a las próximas elecciones, previstas para el 2023.

El final del trayecto está definido, otra cosa bien distinta son los obstáculos que serán necesarios sortear para llegar al mismo. Lo que ambas partes tienen claro es que las aspiraciones electorales de Yolanda Díaz se verían seriamente mermadas sin el apoyo de Podemos, y que el partido liderado por Ione Belarra necesita el nombre de la vicepresidenta gallega en lo más alto de su papeleta para intentar revertir el vertiginoso descenso al que apuntan todos los sondeos.

La clave estará en las condiciones que logren acordar para presentarse a los comicios con las máximas garantías.

Por el momento, Yolanda Díaz opta por mantenerse al margen del proceso de renovación en el que está inmerso Podemos desde la marcha de Pablo Iglesias. Fuentes próximas a la titular de Empleo consultadas por este periódico trasladan que «no quiere saber nada», y que, dejando a un lado las obligaciones gubernamentales, todas sus energías están concentradas en esa ronda de contactos abierta hace unas semanas con líderes de otras formaciones «a la izquierda del PSOE» que está sirviendo como toma de contacto para valorar posibles alianzas de cara a las próximas generales. La primera parada fue Barcelona, donde aprovechó un acto en el El Prat crítico con el proyecto de ampliación del aeropuerto finalmente aparcado por el Ejecutivo para departir con la alcaldesa de la Ciudad Condal y cabeza visible de los comunes, Ada Colau, con la que mantiene una gran sintonía y con la que, a priori, no será complicado llegar a un acuerdo.