PSOE y PP negocian renovar órganos constitucionales, excepto el Poder Judicial

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado LA VOZ / MADRID

ACTUALIDAD

Chema Moya | Efe

Bolaños y García Egea acordaron sentarse a hablar tras la oferta de Casado

13 oct 2021 . Actualizado a las 19:18 h.

El PSOE y el PP dieron ayer el primer paso para negociar la renovación de los órganos constitucionales con mandato caducado, con la excepción del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en donde los populares siguen poniendo como premisa que se renueve el modelo de designación de los vocales, y que sean los «jueces quienes elijan a los jueces», algo que por el momento los socialistas no están dispuestos a conceder, ya que quieren hacer valer su mayoría en las Cortes. De este modo, las dos fuerzas mayoritarias del país avanzan hacia la actualización del resto de órganos en funciones: el Tribunal Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo. Para su renovación, la ley exige una mayoría reforzada en la Cámara Baja, algo que en la práctica equivale a que los dos partidos se tengan que poner de acuerdo.

Fue el presidente del PP, Pablo Casado, el encargado de iniciar el deshielo, que ya se intentó en otras ocasiones durante esta legislatura, aunque siempre acabó de la misma forma: encallando. El jefe de la oposición sorprendió ayer cuando tendió su mano durante la sesión de control al Ejecutivo. Tras descargar sobre Sánchez la «exclusiva responsabilidad» de la actualización del CGPJ, afirmando que «no nos van a mover de la defensa de la independencia judicial», lanzó su oferta: «Renovemos ya los demás órganos constitucionales. Tiene la oportunidad de responder ahora. La pelota está en su tejado». La propuesta sorprendió al presidente del Gobierno, que en el turno de réplica no consiguió responder de forma clara, aunque pareció decir que o todo o nada: «Cumplan con toda la legalidad democrática».

Sin embargo, apenas una hora después, su hombre fuerte dentro del Ejecutivo, el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, se mostró abierto a sentarse con los populares. «El PP parece que hoy por fin ha rectificado su posición de bloqueo y parece que hoy por fin quiere cumplir la Constitución y la ley, al menos en parte», matizó. «Bienvenido el PP a la Constitución», celebró.