El ministro José Manuel Albares: «El protocolo norirlandés no debería afectar a la negociación de Gibraltar»

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Una vista del peñón de Gibraltar, en una imagen de archivo
Una vista del peñón de Gibraltar, en una imagen de archivo A.Carrasco Ragel | EFE

«Son dos temas distintos que no tienen absolutamente nada que ver y, es más, son dos negociaciones distintas», subraya el ministro de Asuntos Exteriores. El Peñón no está incluido en el acuerdo del «brexit» que la Comisión Europea y el Reino Unido alcanzaron a finales del año pasado, por lo que es necesario negociar un convenio separado

18 oct 2021 . Actualizado a las 16:36 h.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, aseguró este lunes que la negociación entre la Unión Europea y el Reino Unido para salvar el protocolo norirlandés «no debería» interferir en las conversaciones entre Londres y Bruselas sobre la situación de Gibraltar tras el brexit. «No debería, no debería en absoluto. Son dos temas distintos que no tienen absolutamente nada que ver y, es más, son dos negociaciones distintas», declaró el político a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de los Veintisiete que se celebra hoy en Luxemburgo, informa Efe.

El ministro afirmó que la posición de España sobre Gibraltar es «clara» y en lo relativo al protocolo norirlandés dijo que «lo mejor» es «la unidad de todos los países de la Unión Europea en la negociación». «Nosotros queremos tener la mejor relación posible con el Reino Unido y la relación más estrecha, pero esto es una cosa de dos», señaló Albares.

Gibraltar no está incluido en el acuerdo de comercio y cooperación que la Comisión Europea y el Reino Unido alcanzaron a finales del año pasado, por lo que es necesario negociar un convenio separado sobre el Peñón. Madrid y Londres ya lograron un principio de acuerdo en la Nochevieja del 2020, pero está pendiente del pacto definitivo que Londres y Bruselas puedan conseguir sobre Gibraltar en los próximos meses, después de que la semana pasada tuviera lugar en la capital belga la primera ronda de negociaciones sobre el Peñón. Al mismo tiempo, el Ejecutivo comunitario y el del Reino Unido negocian fórmulas para salvar el protocolo norirlandés incluido en el acuerdo del brexit, tras los problemas de escasez de productos y tensiones políticas en Irlanda del Norte.