«Cuando me quitaron el pecho no dejé de salir a la calle, de vivir mi vida»

David Cofán Mazás
DAVID COFÁN A ESTRADA / LA VOZ

ACTUALIDAD

E CUIÑA

Tras superar un cáncer de mama, Ana Doris, colombiana afincada en A Estrada desde hace 25 años, utiliza su experiencia para ayudar a otros enfermos

19 oct 2021 . Actualizado a las 09:52 h.

Hace ocho años la vida de Ana Doris y la de su familia cambió de manera radical. Tras acudir a una de las mamografías del programa de detección precoz del cáncer de mama de la Xunta, la prueba halló tres pequeños tumores en uno de sus pechos. «No se hacía una lenteja con ellos», rememora. Sin tiempo que perder, tuvo que ser ingresada de urgencia y posteriormente operada para extraerle la mama afectada. De la noche a la mañana pasó a ser una enferma de cáncer más. En situación precaria a nivel económico, Doris y su familia necesitaron de ayuda de la Asociación Española contra el Cáncer, que también a nivel psicológico fue clave para asumir con fuerzas el durísimo proceso de recuperación por el que, como cientos de personas cada año, tuvo que pasar hasta su mejoría total.

La historia de Ana Doris fue una de las vivencias elegidas dentro de la campaña Saca pecho por las más vulnerables, en conmemoración del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama que tiene lugar hoy. Un relato con el que pretende servir de ayuda para quienes estén pasando por una situación similar, animándolos a solicitar ayuda de la AECC y a afrontar la circunstancia con el mayor optimismo posible.

«A los cincuenta años me hice mi primera mamografía y no encontraron nada, pero ocho meses después si me detectaron los tumores», recuerda. En el momento en el que le comunicaron que padecía cáncer reaccionó «con naturalidad», señala. «En ese instante me quedé como tonta, no sentí nada, de hecho fui yo quién consolé a mi hija que no paraba de llorar», recuerda. Más tarde fue consciente de la gravedad de la situación: «después, cuando me quedé a solas, exploté. Desperté del sueño y reventé a llorar», indica.