María Belén Vázquez Gómez: «En el embarazo se supone que tienes que estar feliz; por eso si están deprimidas, lo ocultan»

Fina Ulloa
fina ulloa OURENSE / LA VOZ

ACTUALIDAD

Santi M. Amil

Esta matrona recibirá el Premio de Psicología Rafael Burgaleta por una investigación sobre la depresión durante el embarazo

20 oct 2021 . Actualizado a las 09:04 h.

La matrona del hospital de Verín María Belén Vázquez Gómez (Ourense, 1981), recibirá este jueves el Premio de Psicología Rafael Burgaleta, que otorga el Colegio de la Psicología de Madrid, por un trabajo sobre la depresión durante el embarazo y los perfiles de las mujeres gestantes con más riesgo de padecer este problema de salud. El trabajo premiado, que realizó junto a la profesora de la Universidad de Santiago de Compostela, María del Carmen Mínguez Varela, es consecuencia de la investigación que realizó para preparar su tesis doctoral en Psicología.

-¿Por qué se decidió a abordar este tema?

-En principio, al ser matrona y psicóloga, quería hacer la tesis sobre algo que uniera los dos campos y este es un aspecto sobre el que hay muy poco publicado. La depresión posparto se ha trabajado más, pero no tanto en qué pasa con esa patología durante el embarazo. De hecho había buscado en varias universidades y nadie investigaba la unión de estas dos facetas, y justo en Santiago me encontré con la profesora Carmen Mínguez que sí tenía entre sus líneas de trabajo la de la depresión en el embarazo.

-¿Cuál cree que es la razón de esa falta de interés en este problema de salud?

-Quizá porque se le da menos importancia. Las mujeres, por el hecho de serlo, por factores hormonales, psicológicos y culturales, tenemos el doble de riesgo de padecer depresión que los hombres. Y ese riesgo aumenta durante el período reproductivo, especialmente el embarazo y el posparto. Muchas mujeres debutan por primera vez en un episodio depresivo en esos momentos. La depresión posparto, aunque es más conocida y todo el mundo ha oído hablar de ella, sigue siendo un poco tabú y la manifiestan poco; pero durante el embarazo, nada. Y lo que sí vimos es que más de la mitad de las tenían esa depresión tras el parto, en realidad ya lo venían arrastrando desde el embarazo.