Más de mil niños víctimas del escándalo de las ayudas sociales en los Países Bajos fueron separados de sus padres

La Voz AGENCIAS

ACTUALIDAD

Mark Rutte, en enero del 2021, tras presentar la dimisión de su Gobierno al rey de los Países Bajos
Mark Rutte, en enero del 2021, tras presentar la dimisión de su Gobierno al rey de los Países Bajos PIROSCHKA VAN DE WOUW | Reuters

El caso de la acusación infundada de fraude fiscal contra esas familias provocó el pasado enero la caída del Gobierno de Rutte

20 oct 2021 . Actualizado a las 16:51 h.

Al menos 1.115 niños, hijos de víctimas del escándalo de ayudas sociales en Países Bajos, en el que la Agencia Tributaria neerlandesa acusó sin fundamento a decenas de miles de familias de fraude fiscal, fueron separados de sus padres entre el 2015 y el 2020, según un informe de la Oficina Central de Estadísticas (CBS) neerlandés recogido por la agencia Efe.

El pasado enero salió a la luz pública que la Agencia Tributaria había acusado sin fundamentos a más de 30.000 padres de fraude fiscal y los obligó a devolver decenas de miles de euros que habían recibido en años anteriores en concepto de ayudas para los cuidados de sus hijos, una encrucijada que condujo a muchas familias a la ruina, endeudándose o perdiendo su casa.

Este escándalo obligó al actual Gobierno neerlandés, liderado por Mark Rutte, a presentar su dimisión en bloque, en un reconocimiento de la responsabilidad oficial del que se considera el mayor escándalo institucional, político y social, rodeado de sospechas de discriminación e ilegalidades.