Rajoy: «Me preocupa que el Gobierno esté apoyado por Bildu, en el fondo era ETA»

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

TVE

Zapatero destaca el papel de Rubalcaba para llegar a un anuncio que le hizo llorar, «absolutamente unilateral, sin condiciones y para siempre»

20 oct 2021 . Actualizado a las 23:16 h.

Los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy participaron este miércoles en un programa especial de TVE para conmemorar los diez años del anuncio del fin de la violencia por parte de la banda terrorista ETA. El socialista, al frente del Gobierno cuando se difundió el comunicado, fue el primero en pasar por el plató, en donde reconoció que «fue el día de toda mi etapa política en el que tuve el sentimiento de emoción más fuerte», admitiendo que fue una de las «pocas veces» en las que «no pudo contener una lágrima».

Zapatero dijo haber experimentado sentimientos contradictorios. Por una parte, los que afloraron al «recordar todo el dolor» causado por los terroristas, pero también con cierta «satisfacción íntima, por el convencimiento de que nuestra pesadilla se terminaba». El expresidente también aseguró que el anuncio no le cogió por sorpresa. «Se nos había comunicado la hora. Estaba conectado al portátil».

Ensalzó que la labor de la Justicia y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado fue «extraordinaria», pero puntualizó que la puntilla llegó a través del diálogo. Dentro de este apartado destacó a tres compañeros de su partido. Al exlíder de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, «que abrió el diálogo con Otegi», a el exministro del Interior Rubalcaba, «decisivo», y también al exlendakari Patxi López. Zapatero tampoco se olvidó del papel jugado por otras personas a las que «no puedo citar» para que finalmente se leyera dicho comunicado. En contra de lo que sugieren algunas teorías, Zapatero reivindicó que «fue absolutamente unilateral, sin condiciones y lo más importante, que es para siempre».