Los tres trozos de madera que confirman que los vikingos ya estaban en América hace mil años

Luis Alfonso Gámez COLPISA

ACTUALIDAD

Restos del yacimiento nórdico de L'Anse aux Meadows, en Terranova, donde se llevó a cabo la investigación
Restos del yacimiento nórdico de L'Anse aux Meadows, en Terranova, donde se llevó a cabo la investigación iStock

Restos de un asentamiento situado Terranova, en Canadá, prueban que los nórdicos pisaron el Nuevo Mundo casi 500 años antes que Cristóbal Colón

21 oct 2021 . Actualizado a las 11:05 h.

Se sabe desde hace mucho que los vikingos llegaron a América siglos antes que Cristóbal Colón, pero cuándo exactamente era una incógnita. Alrededor del año 1000, se solía decir. Hasta hoy. Investigadores de la Universidad de Groninga (Países Bajos) han sometido tres trozos de madera de un asentamiento nórdico de Terranova (Canadá) a exámenes isotópicos y descubierto que proceden de árboles talados en 1021, anuncian en la revista Nature. Es decir, que ya había europeos en el Nuevo Mundo hace exactamente mil años, aunque ni aguantaron allí mucho, ni hay pruebas de que pisaran la América continental, ni sus viajes cambiaron la Historia.

La presencia vikinga en América está documentada por la arqueología desde los años 60 del siglo pasado y antes por la Saga de los groenlandeses y la Saga de Erik el Rojo, conocidas como las Sagas de Vinlandia. Cuentan estas dos obras literarias islandesas que Erik Thorvaldson, apodado El Rojo, fue desterrado de Islandia en 982 por el asesinato de dos hombres.

Seguía así los pasos de su padre, Thorvald Asvaldsson, que hacia 960 había sido desterrado de Noruega por un asesinato y huido a Islandia con su hijo. Cuando le expulsaron de su segunda patria, Erik navegó hacia el oeste y llegó a un territorio que llamó Groenlandia (tierra verde).