Sánchez rebaja la tensión y hace un guiño a Podemos con medidas sociales

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, este domingo, en la clausura del 13 congreso del PSOE de Extremadura,
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, este domingo, en la clausura del 13 congreso del PSOE de Extremadura, ANDRÉS RODRÍGUEZ

Anuncia la aprobación de la ley de Vivienda y cien millones de euros en ayudas para pagar la luz

25 oct 2021 . Actualizado a las 08:34 h.

Pedro Sánchez trata de enfriar la crisis abierta con Unidas Podemos por su decisión de desautorizar a Yolanda Díaz en su pugna con Nadia Calviño y por la querella anunciada contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet. El jefe del Ejecutivo no se refirió este domingo a ninguna de las dos cuestiones en su intervención en el congreso del PSOE de Extremadura. A la espera de que se produzca la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo de coalición entre el PSOE y UP, que probablemente tendrá lugar esta semana, Sánchez intentó rebajar la tensión con sus socios anunciando que el Consejo de Ministros aprobará mañana la ley de Vivienda.

Una norma de la que Unidas Podemos ha hecho bandera durante toda la legislatura, y en la que la formación morada ganó la batalla a Nadia Calviño en lo que afecta al control de los precios del alquiler, al contrario de lo que sucede en la coordinación de las negociaciones sobre la reforma laboral. Sánchez presumió de que «después de 40 años de historia de la democracia» se aprobará de la primera ley de la Vivienda «para convertir un derecho que está en la Constitución en un verdadero derecho».

En otro guiño a sus socios, Sánchez anunció también que el próximo Consejo de Ministros aprobará un decreto ley por el que se destinarán 100 millones de euros adicionales para ayudar a las familias más vulnerables por el incremento de la factura de luz de cara al invierno. Algo que también reclamaban sus aliados en la coalición.