Francia apuesta por la nuclear mientras España reniega de ella

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ACTUALIDAD

BENOIT TESSIER

El país vecino construirá más reactores para asegurar el suministro eléctrico, papel que aquí desempeñará el gas

11 nov 2021 . Actualizado a las 08:24 h.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha puesto los dientes largos a los defensores de la energía nuclear tras anunciar que, por primera vez en varias décadas, el país vecino volverá a construir reactores nuevos para afianzar su papel como guardaespaldas de las renovables. Así, cuando no haya viento o sol, la energía atómica será la garante de que no habrá apagones.

¿Podría ocurrir esto en España? La respuesta es que no. Aquí, entre tanto no se desarrolle una infraestructura suficiente de almacenamiento de energía (baterías y centrales hidráulicas de bombeo), el respaldo de eólica y fotovoltaica es y será, al menos hasta el 2030, el gas natural y las plantas de ciclo combinado que lo usan para generar electricidad.

Así figura en la hoja de ruta diseñada por el actual Gobierno para avanzar hacia un sistema eléctrico libre de emisiones de CO2: el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). En él se marca la meta final del 2050 para tejer un entramado eléctrico que no libere dióxido de carbono. Pero hay un objetivo intermedio, para dentro de nueve años, en el cual se mantendrá intacta la potencia de ciclos combinados (26.612 megavatios instalados), la segunda mayor tras la eólica, y se reducirá en un 57 % el parque nuclear. De hecho, hay pactado un calendario de cierres progresivos de los siete reactores que quedan activos, que arrancará en el 2027 y culminará en el 2035. Los ciclos combinados deberán desaparecer para el 2050.