El cantante que engañó a los políticos a ritmo de rap

Valentina Saini ROMA

ACTUALIDAD

Marco Piraccini | Europa Press

Para vender discos, el rapero Fedez mantuvo en ascuas a la clase política italiana aparentando la intención de presentarse a las elecciones del 2023

08 dic 2021 . Actualizado a las 16:52 h.

Muchos italianos dicen, un poco en broma pero un poco en serio, que Italia también tiene su familia real, como España y el Reino Unido: los «Ferragnez», o sea la glamurosa pareja formada por el rapero de izquierda Fedez y la influencer Chiara Ferragni. Ambos especialistas en el uso de las redes sociales y en difundir opiniones fuertes que, en el tradicionalista panorama mediático italiano, suelen causar revuelo. Manteniendo al mismo tiempo alta su visibilidad: entre Instagram, Facebook y Twitter, suman más de 44 millones de seguidores.

Fedez acaba de volver a conseguirlo. El miércoles 10 de noviembre el Corriere della Sera, uno de los principales diarios del país, informó de que la sociedad de Fedez, ZDF (acrónimo de Fedez al revés…) había adquirido el dominio de Internet «fedezelezioni2023.it». Con una mezcla de emoción y desconcierto, los medios empezaron a interrogarse sobre las verdaderas intenciones del rapero, muy apreciado entre los jóvenes: en la app de música en streaming Spotify, tiene más de tres millones de oyentes mensuales. Hoy los políticos —y los periodistas políticos— italianos atraviesan una fase de inquietud: en febrero el Parlamento tendrá que elegir al nuevo presidente de la República, y ningún partido cuenta con una mayoría clara. En un contexto de equilibrios tan delicados, cada piedra en el estanque amenaza con provocar un tsunami. 

«¿Iniciativa promocional o real intención de entrar en política? Esperamos una declaración del rapero», se leía en un periódico del centro; «El partido de Fedez, la última estación populista», en uno conservador. El líder de la Liga, Matteo Salvini, cuya postura contraria a un proyecto de ley contra la homofobia y la transfobia ha sido repetidamente atacada por el cantante, tuiteó el mismo miércoles: «Eso es lo bonito de la democracia, que presente sus ideas y luego los ciudadanos decidirán. Me gustaría discutir con él sobre la Italia venidera».