Casado niega que esté evitando a Ayuso y piensa verse este sábado con ella en la protesta policial contra la reforma de la ley mordaza

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

La última foto de Casado y Ayuso fue el pasado 19 de octubre, durante la inauguración del nuevo campue del IE University en Madrid.
La última foto de Casado y Ayuso fue el pasado 19 de octubre, durante la inauguración del nuevo campue del IE University en Madrid. Javier Lizón | Efe

Los dirigentes populares no coinciden en público desde el 19 de octubre. El líder popular afirma que es la presidenta madrileña la que ha evitado asistir a actos a los ambos estaban invitados

26 nov 2021 . Actualizado a las 20:03 h.

La pugna entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso trasciende ya el debate sobre el control PP de Madrid y se convierte en una simbólica batalla de la imagen. Ninguno de los muestra demasiado interés, por ahora, en una foto conjunta que pueda interpretarse como el fin de las hostilidades. De hecho, los dos dirigentes del PP no coinciden en un acto público desde el pasado 19 de octubre. Casado negó este viernes que esté evitando a Ayuso, pero verlos juntos cada vez es más complicado. Después de que el PP anunciara que su líder no podría acudir a la manifestación convocada este sábado por las principales asociaciones de policía y Guardia Civil contra la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, a la que Ayuso confirmó su asistencia, Casado explicó que modificará su agenda en la reunión de presidentes provinciales del partido que se celebra hoy en León para intervenir «lo antes posible» y llegar a tiempo a la manifestación de Madrid, que se prolongará hasta las 14:30. Se espera la foto con expectación, pero ni siquiera así está garantizado que coincidan, porque Ayuso va a asistir a la protesta a primera hora de la mañana y hará declaraciones a las 11.

Donde es seguro que no se les verá juntos es en la recepción en homenaje a la Constitución que organiza la presidenta madrileña el 3 de diciembre. Ese día, Casado viaja a Atenas para participar en el congreso de Nueva Democracia, invitado por el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. Sí acudirá, sin embargo, al homenaje a la Constitución en el Congreso el 6 de diciembre.

Ayuso dijo que le «encantaría» que Casado asistiera a su recepción, pero entiende que «siendo líder de la oposición la agenda política también es de peso internacional» y no puede «estar en todas partes a la vez». Pero, aunque desde Génova se quiere poner sordina a la pugna, el líder del PP descargó en Ayuso la responsabilidad de que no aparezcan juntos en los últimos días. «Ayer, por ejemplo, tuve cuatro actos públicos, de los cuáles a tres de ellos estaban invitados la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida» y «cada uno llega a lo que puede», afirmó.