Macron y Draghi impulsan el eje franco-italiano tras el adiós de Merkel

Valentina Saini VENECIA / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

El presidente italiana coge las manos de Macron y Draghi.
El presidente italiana coge las manos de Macron y Draghi. PAOLO GIANDOTTIQUIRINALE PALA | Efe

El objetivo del Tratado del Quirinal es llenar el vacío que deja la canciller alemana y ejercer más influencia en la política europea

27 nov 2021 . Actualizado a las 10:11 h.

Los italianos no suelen interesarse mucho por la diplomacia y la política exterior, pero desde hace unos días todo el mundo en Italia habla del Tratado del Quirinal. El acuerdo fue firmado este viernes por el primer ministro italiano, Mario Draghi, y el presidente francés, Emmanuel Macron. La ceremonia tuvo lugar en el palacio de Roma que da nombre al tratado, que en su día albergó a papas y reyes, y ahora es la sede de la presidencia de la República.

Técnicamente, el nombre del acuerdo es Tratado entre la República Italiana y la República Francesa para una cooperación bilateral reforzada, pero se le llama Tratado del Quirinal porque su objetivo es construir una relación especial entre Francia e Italia, al igual que ocurrió entre Francia y Alemania con el Tratado del Elíseo de 1963. Según varios periodistas y académicos italianos, y el propio Draghi, es un «momento histórico en las relaciones» entre los dos países.

El pacto abarca aspectos fundamentales como los asuntos exteriores, la seguridad, la defensa, las políticas migratorias, los asuntos europeos, la cooperación económica y el espacio. Se crearán un consejo italo-francés de defensa y seguridad, un servicio civil italo-francés y una unidad operativa compartida de apoyo a las fuerzas del orden. Según Macron, gracias al tratado, Roma y París crearán «una visión geopolítica común» y contribuirán a construir una «defensa europea más fuerte».