El bloqueo a la ultraderecha sume a Suecia en un caos político sin precedente

Anxo Lamela EFE

ACTUALIDAD

ERIK SIMANDER | Efe

Esta semana fue elegida como primera ministra Magdalena Andersson, que dimitió dimite horas después de ser designada

28 nov 2021 . Actualizado a las 10:17 h.

Suecia vive la mayor inestabilidad política en décadas, cuyo origen está en el «cordón sanitario» de la mayoría de partidos a la ultraderecha y que se ha reflejado esta semana en la elección y dimisión exprés de una primera ministra.

El miércoles fue histórico por la elección como jefa de gobierno de una mujer, la socialdemócrata Magdalena Andersson, pero lo fue además porque el Parlamento aprobó los presupuestos de la oposición, lo que provocó la salida del Ejecutivo del Partido de Medioambiente.

Andersson se vio en una situación sin precedente: renunció antes de haber asumido formalmente para someterse a una nueva votación en la Cámara, que el lunes la volverá a elegir previsiblemente primera ministra, ya que mantiene sus apoyos, incluidos los ecologistas.