ERC lleva al límite la presión al Gobierno en la ley audiovisual para salvar los Presupuestos

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta tercera, Yolanda Diaz, durante el debate de Presupuestos del pasado jueves.
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, pasa por delante del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta tercera, Yolanda Diaz, durante el debate de Presupuestos del pasado jueves. MARISCAL

Insiste en obligar a las plataformas digitales internacionales a emitir un 6 % de su producción en lenguas cooficiales, mientras el PSOE negocia contrarreloj para evitar un posible veto en el Senado

02 dic 2021 . Actualizado a las 08:49 h.

ERC elevó al máximo este miércoles la presión al Gobierno a cambio de su apoyo a los Presupuestos. La ley audiovisual y la exigencia de los republicanos catalanes de que se obligue a plataformas internacionales como Netflix, HBO, Max o Amazon Prime Video a emitir un 6 % de su producción en lenguas cooficiales complicó el plan del Ejecutivo de aprobar cuanto antes las cuentas públicas. Después de que desde la Moncloa se anunciara la imposibilidad de imponer esa cuota porque iría en contra de una directiva europea, ERC elevó su órdago y amenazó con no apoyar los Presupuestos en el Senado e incluso con presentar un veto.

El Gobierno retomó ante ello el diálogo y negoció contra reloj hasta última hora con los republicanos catalanes para llegar a un acuerdo. Miembros socialistas del Gobierno se reunieron de urgencia y por vía telemática con líderes de ERC para desatascar las crisis. Los ministros Félix Bolaños y María Jesús Montero, el portavoz parlamentario del PSOE, Héctor Gómez, y la vicesecretaria general, Adriana Lastra, por parte socialista. El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián; el dirigente de ERC Josep María Jové y su portavoz, Marta Vilalta, por parte de los republicanos.

«Tocar las narices, mal negocio»

«La lengua es sagrada y tocar las narices a ERC con esto es un mal negocio», había advertido Rufián, amenazando con no apoyar los Presupuestos en el Senado si no se obligaba a las plataformas internacionales a emitir esa cuota en catalán. «Todos los escenarios quedan abiertos», añadió sobre las cuentas públicas. Ante ello, la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, responsable de la ley, aseguró que el Gobierno está «muy abierto» a negociar enmiendas, aunque insistió en que no puede hacer algo que «contradiga la directiva» europea. Esa norma establece la posibilidad de que los Gobiernos exijan cuotas a «los prestadores de servicios de comunicación audiovisual a petición sujetos a su jurisdicción», lo que excluiría a los que no tienen su sede en España. Pero ese argumento es rechazado por ERC, que considera que sí es posible hacerlo y no contradice la legislación europea.