Adiós a Merkel, la dama de hierro alemana que lideró las crisis de Europa

Pablo L. Barbero BERLÍN / E. LA VOZ

ACTUALIDAD

CARMEN JASPERSEN | Efe

Abandonará el cargo el miércoles con altos índices de popularidad en su país

05 dic 2021 . Actualizado a las 10:07 h.

Cuando en el 2005 Angela Merkel llegó al Bundestag, nadie podía prever que aquella política conservadora casi desconocida y con escaso carisma marcaría el destino del país durante los siguientes 16 años. La «canciller de teflón», conocida por su férreo aguante ante diversas crisis, deja el cargo con altos índices de popularidad y como indiscutible líder de Europa.

Merkel fue la primera mujer y política de la antigua RDA en alcanzar la Cancillería. Lo hizo en un momento en que Alemania atravesaba por un período de fuerte ajuste económico. La Agenda 2010 del excanciller Gerhard Schroeder, un paquete de medidas neoliberales, condenaron a una larga crisis a la socialdemocracia alemana y sumieron el país en años de parón económico. Sin embargo, para muchos esa etapa fue la base para el relanzamiento de la economía en la siguiente década.

Merkel aterrizó en el cargo con las reformas estructurales hechas y Alemania consiguió hacer frente con éxito a la crisis financiera del 2008. El país salió reforzado de aquel trance, pero no así el resto del continente. La férrea austeridad ahogó a los países más golpeados, como España, y ralentizó el crecimiento de toda la Unión Europea. Años más tarde, con la crisis de la pandemia, la canciller dio un giro de 180 grados y permitió a Europa endeudarse. Fue su forma de asumir sus errores económicos del pasado.