La indefinición y el calendario lastran el «frente amplio» de Yolanda Díaz

R. Gorriarán MADRID | COLPISA

ACTUALIDAD

La vicepresidenta segunda del Ejecutivo, Yolanda Díaz, en el Congreso.
La vicepresidenta segunda del Ejecutivo, Yolanda Díaz, en el Congreso. A. Pérez Meca | Europa Press

La iniciativa solo se sustenta por ahora en la imagen de la vicepresidenta. Podemos enfría su entusiasmo y Errejón se acerca al proyecto de la titular de Trabajo

05 dic 2021 . Actualizado a las 15:23 h.

Yolanda Díaz ha dejado ver algunas pinceladas más del proyecto político que tiene en la cabeza, pero son trazos tan imprecisos que impiden hacerse una idea global del cuadro. Esta indefinición ideológica, sumada a los diferentes ritmos de calendario respecto a la plataforma política a la que pertenece en la actualidad —Unidas Podemos tiene prisa, y la vicepresidenta, ninguna— se han convertido en un lastre para el llamado «frente amplio», que tres meses después de ser anunciado resulta todavía una incógnita.

Hasta el momento se intuye que los partidos van a tener un papel secundario porque el protagonismo tiene que ser de «la gente», que quiere ser un proyecto transversal (no limitado a la «esquinita» a la izquierda del PSOE), y supere las históricas divisiones entre conservadores y progresistas para que se sientan identificados «todos y todas». Y poco más.

Ni candidatos ni siglas

Nada de nombres ni candidatos ni siglas ni programa. Estos son los mimbres que Yolanda Díaz ha dejado ver. Reconoce que son enunciados generales, pero está convencida de que se llenarán de contenido tras la «fase de escucha» en la que se encuentra y que multiplicará a partir de enero con actos públicos y reuniones discretas con actores políticos de todos los pelajes.