Europa: «No podemos aceptar que haya personas que ponen toda su energía en su trabajo y aún así viven en la pobreza»

Europa Press BRUSELAS

ACTUALIDAD

STEPHANIE LECOCQ

Los Veintisiete renuncian a establecer un salario mínimo común, pero acuerdan impulsar sueldos dignos y la negociación colectiva

06 dic 2021 . Actualizado a las 16:40 h.

Los países de la Unión Europea han renunciado a fijar un salario mínimo a nivel europeo para no poner en entredicho las características y tradiciones de los sistemas nacionales. A cambio, el bloque promocionará salarios adecuados, impulsará la negociación colectiva y mejorará la protección de los trabajadores. Se trata del primer paso para aprobar una directiva sobre salarios mínimos, una medida que se negociará ahora con el Parlamento Europeo y que busca avanzar en el pilar social de la Unión y garantizar una mayor prosperidad.

«El trabajo debe salir a cuenta. No podemos aceptar que haya personas que ponen toda su energía en su trabajo y aún así viven en la pobreza y no tienen una vida decente. Esta directiva será un gran paso para lograr este objetivo», aseguró el ministro de Empleo de Eslovenia, Janez Cigler Kralj, país que ostenta la presidencia rotatoria de la UE.

Para mejorar los salarios mínimos en el seno de la UE, aquellos países que cuentan con uno en su legislación laboral fijarán un marco nuevo para actualizarlos de acuerdo a una serie de criterios «estables y claros».