Antonio Moreno: «Tengo miedo del futuro todos los días, porque la esclerosis múltiple avanza»

ACTUALIDAD

Alejandro Estal

En el 2018, un dolor en una pierna le llevó al hospital y le detectaron la enfermedad

18 dic 2021 . Actualizado a las 19:08 h.

A Antonio le cambió la vida en la Navidad del 2018. El 26 de diciembre de aquel año, entró al hospital para hacerse unas pruebas por un dolor en una pierna, y salió con un diagnóstico de esclerosis múltiple. Esta enfermedad, que deteriora poco a poco el sistema nervioso, es la primera causa de discapacidad de occidente.

«Esa Nochebuena salí de trabajar y les dije a mis compañeros que les vería en tres días porque tenía que ir a Madrid a mirarme una cosa que nadie sabía lo que era», relata Antonio, que acaba de cumplir los 41. Lo que iba a ser una prueba de apenas 20 minutos duró cuatro horas. «Me dijeron que tendría que quedarme ingresado porque todo apuntaba a que tenía esclerosis». Él ya lo sospechaba: «Pero nunca lo piensas del todo».

En el 2017 comenzó a sentir un dolor que le obligaba a cojear. «Yo al principio pensaba que solo se me había pinzado un nervio». Hasta aquella Navidad pasaron meses de incertidumbre y, cuando llegó el diagnóstico, el mundo se le cayó encima: «Cuando te lo dicen, lloras, es lo primero que haces. Ya después cada uno intenta salir para adelante, pero en cuanto me lo dijeron, lloré».