La Palma sigue a la espera de ayudas que palíen unas pérdidas de 850 millones

La Voz

ACTUALIDAD

Una casa sepultada por la ceniza del volcán Cumbre Vieja  en el barrio de Las Manchas
Una casa sepultada por la ceniza del volcán Cumbre Vieja en el barrio de Las Manchas BORJA SUAREZ

Algunos vecinos critican que, tres meses después del inicio de la erupción del volcán, no han recibido «ni un euro» de las compensaciones prometidas

27 dic 2021 . Actualizado a las 09:03 h.

Los técnicos han declarado oficialmente extinguida la erupción del volcán de Cumbre Vieja, en la isla canaria de La Palma. Pero a los vecinos que han perdido sus viviendas o cultivos de poco les sirve el anuncio de las autoridades. La mayoría siguen a la espera de que se complete la tramitación de las ayudas de 400 millones de euros prometidas por el Gobierno central para paliar unas pérdidas económicas que, según la estimación de principios de diciembre del Ejecutivo autonómico, ascienden a 850 millones (los cálculos de noviembre elevaban esta cifra a más de 900 millones). Más allá de los daños económicos, los principales afectados son los vecinos que perdieron sus casas bajo el manto de lava. En total fueron evacuadas más de 7.000 personas y está por ver cuántas podrán regresar a sus viviendas y cuándo, pues sigue habiendo riesgo por la presencia de gases nocivos y algunas estructuras se podrían haber visto comprometidas.

Las cifras son abrumadoras: más de 1.300 casas han sido sepultadas por la lava, además de edificaciones agrícolas, de ocio y hostelería, colegios, parte de un cementerio, un polígono industrial, un punto limpio, más de 73 kilómetros de carreteras y casi 370 hectáreas de cultivos, además de conducciones de agua, electricidad y telefonía.

Dos de los grandes pilares económicos de la isla se han visto seriamente golpeados: el turismo, perjudicado por los constantes cierres del aeropuerto y por las cancelaciones de reservas, y la agricultura, singularmente la producción de plátanos, uva y aguacate. Si la estimación de daños realizada por la Administración local se sitúa en unos 850 millones de euros, hay que subrayar que el PIB de La Palma en el 2018 fue de 1.580 millones. El impacto económico de la catástrofe superaría, por tanto, la mitad de la riqueza generada anualmente por la isla.