Breivik, que asesinó a 77 personas en Noruega, saluda al estilo nazi en la vista para pedir su libertad vigilada

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

«Condeno la violencia y el terrorismo pero eso no significa que no siga luchando por el triunfo del nacionalsocialismo» afirma en la sala

18 ene 2022 . Actualizado a las 15:12 h.

El ultraderechista Anders Behring Breivik, quien asesinó a 77 personas en el 2011 en Noruega saludó con el brazo en alto al estilo nazi al tribunal en la vista para tratar de obtener su libertad vigilada en la que dijo que condena la violencia al tiempo que proclamó su fe en el nacionalsocialismo.

«Condeno la violencia y el terrorismo y los objetivos en el manifiesto (que publicó en 2011 al cometer los atentados). Pero eso no significa que no siga luchando por el triunfo del nacionalsocialismo en Noruega y Occidente», dijo Breivik en su declaración ante el tribunal.

Breivik había entrado en el gimnasio de la cárcel de Skien, donde cumple condena y lugar de celebración del juicio por motivos de seguridad, haciendo un saludo nazi, como ha hecho en otras comparecencias anteriores en el pasado. El nazi noruego, de 42 años, mostró también una pancarta en la que se podía leer en inglés: «Detengan el genocidio contra las naciones blancas».