Moreno cumple tres años de Gobierno en Andalucía con la vista puesta en las urnas

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en una imagen de archivo.
Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, en una imagen de archivo. Joaquín Corchero | Europa Press

El líder popular se consolida tras convertirse en el primer presidente de la Junta no socialista, aunque para volver a ser investido dependería de Vox, según los sondeos

18 ene 2022 . Actualizado a las 08:48 h.

Muy pocos, ni siquiera Pablo Casado, apostaban demasiado por él cuando fue confirmado como candidato del PP a las elecciones andaluzas del 2018. Pero el 18 de enero del 2019, Juan Manuel Moreno Bonilla (Barcelona, 1970) tomó posesión como el primer presidente popular de la Junta gracias al apoyo de Vox y de sus socios de Cs en el Gobierno de coalición. Y tres años después estaría, según las encuestas, en disposición de gobernar en solitario tras las próximas elecciones autonómicas, que ha anunciado ya para junio u octubre del 2022.

Después de 36 años sin que los andaluces conocieran un Ejecutivo que no fuera socialista, Moreno puso en marcha lo que denominó el «Gobierno del cambio». Al contrario de lo que ha sucedido en Murcia, Madrid y Castilla y León, la alianza con Ciudadanos se ha mantenido y se mantiene sólida en Andalucía. Pero el gran beneficiado de esa coalición ha sido Moreno, mientras que Cs se acerca a la irrelevancia, fagocitado por el PP. Su candidato, Juan Marín, podría pasar de los actuales 26 escaños a tener solo entre 3 y 4.

Según la última encuesta de Sigma Dos publicada ayer en El Mundo, los populares ganarían las elecciones andaluzas con un 36,9 % de los votos y entre 48 y 49 escaños, a solo seis diputados de la mayoría absoluta. El PP obtendría más escaños que toda la izquierda junta. Moreno casi duplicaría así las 26 actas que logró en el 2018. El PSOE, que ganó aquellas elecciones con 33 diputados, repetiría ahora ese resultado con entre 32 y 33 actas. La sustitución de la expresidenta andaluza Susana Díaz por el exalcalde de Sevilla Juan Espadas como candidato no consigue por tanto revitalizar al PSOE, que quedaría en un 26,7 %, a más de diez puntos del PP.