El rol de Vox en la gobernabilidad de Castilla y León marca el inicio oficial de la campaña para el 13-F

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ACTUALIDAD

El candidato de Vox a la Junta, García-Gallardo, arropado por la diputada Macarena Olona en un acto de precampaña.
El candidato de Vox a la Junta, García-Gallardo, arropado por la diputada Macarena Olona en un acto de precampaña. Tomás Alonso | EUROPA PRESS

Mañueco elude hablar de pactos poselectorales para la Junta

29 ene 2022 . Actualizado a las 06:00 h.

El papel de Vox en las próximas Cortes de Castilla y León que se constituyan tras las elecciones del 13 de febrero. A eso parece haber quedado reducida una campaña que arrancó oficialmente con la entrada de este sábado. Los escenarios a los que apuntan los sondeos son tres. Que los de Abascal sean irrelevantes, algo que sucederá si el PP logra la mayoría absoluta; que Vox tenga poco que decir, panorama que se planteará si Mañueco (PP) suma más que la izquierda; y un tercero en el que Vox sea decisivo, con la opción de exigir entrar en la Junta, y la derivada que introduciría eso en clave nacional, con especial incidencia en las inminentes andaluzas.

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

En base a esto, los populares reclaman concentrar el voto en sus siglas, mientras las principales fuerzas de la oposición advierten de los supuestos peligros y amenazas a las que conllevaría la entrada de Vox en la Junta.

Una vez más, Mañueco echó ayer balones fuera cuando fue cuestionado por posibles pactos poselectorales. «Lo que hace falta para gobernar en solitario es que las personas de Castilla y León apuesten por la candidatura del PP». El alcalde de Madrid y portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, negó que en Génova hubiese «temor» por el escenario que puedan deparar las urnas el 13-F.